Curso de Sketch Book de Cómic: entrevista a Mike Ratera

Dibujantes. Guionistas. Editores. Tres piezas, por lo general, imprescindibles para originar cualquiera de los cómics que encontráis en las librerías. Sin embargo, el trío de elementos no entra en contacto ni encaja por arte de magia, sino que es necesario seguir un proceso que, desgraciadamente, en no pocas ocasiones deja grandes proyectos en el cajón y un montón de ilusiones en la cuneta.

Por ello, y ante una situación habitual como es la de existencia de talento e ideas pero desconocimiento de cómo plasmarlas y, sobre todo, presentarlas a un editor, Escola Joso presenta el nuevo curso de Sketch Book de Cómic, en el que a lo largo de cuatro meses cualquier dibujante con un embrión de proyecto podrá convertirlo en un dossier para editoriales tanto nacionales como extranjeras, todo bajo la tutela y supervisión de uno de los profesores y autores más veteranos de la escuela y la escena europea: Mike Ratera.

Dicho esto, y sobrando las presentaciones para alguien con una carrera tan dilatada, os traigo una entrevista a Mike en la que despejará cualquier duda acerca del curso y el proceso de presentación de un proyecto a los editores:

 

D.: Llevas más de treinta años en activo en el mundo del cómic; has pasado por multitud de editoriales y, con tota probabilidad, tengas más obras publicadas que años trabajados. Imagino que estarás curtido en todo lo relativo a cómo presentar un proyecto.

M. R.: Sí, precisamente la idea seminal del curso se basa en esa etapa previa antes de presentar el proyecto y que resulta decisiva, ya que el contenido y la manera en la que lo presentas son lo que despertarán o no el interés en el editor.

Por mi parte, la experiencia obtenida a lo largo de mis diversas etapas profesionales: desde el cómic español con editoriales en las que antaño se trabajaba de un modo mucho más improvisado, abordando incluso al editor en un pasillo y proponiéndole cualquier cosa que acababa fructificando, hasta ahora, en que todo ha cambiado y se ha vuelto mucho más serio y estricto, especialmente en el aspecto internacional, cuando la mayoría de autores buscan editores extranjeros (francobelgas, estadounidenses, etc) y estos exigen una manera totalmente distinta de trabajar: presentación de proyectos por internet, una comunicación menos fluida y la constante búsqueda de un criterio que ayude a que las propuestas lleguen y funcionen. Sin ir más lejos, en estos últimos quince años en el mercado francobelga me he visto obligado a aprender a organizar mucho mejor los proyectos.

D.: Has hablado de criterios; ¿Hay algún tipo estándar de editor/editorial o varía mucho según el país?

M. R.: El principal criterio que divide las editoriales es el de las que se basan en la producción de personajes y material cuyo copyright es propiedad de éstas, tipo Marvel, DC Cómics, etc. y las editoriales que apuestan por el cómic de creación y por el reconocimiento de los derechos de autor. Por lo tanto, son conceptos, contratos, proyección y promoción de la obra completamente diferentes.

El enfoque que aplicaremos a este curso será claramente el de los proyectos de cómic de autor o de creación. El cómic e historias que tienen personajes y guiones ya creados y con un propietario que no es quien lo dibuja, es decir, la mayor parte del cómic estadounidense y de superhéroes no están presentes en el programa. Lo que planteo es la creación de otro tipo de serie, original, novela gráfica, cómic de autor destinado, principalmente, a editores y mercados español o francobelga.

D.: Por lo tanto y concretando; ¿A quién y a quién no está dirigido este curso de Sketchbook?

M. R.: El tipo de alumno que buscamos es, preferentemente, ex alumno de la Joso o que ya posea cierto grado de madurez gráfica, de más de 18 o 20 años, ya que dicha madurez tarda en llegar y, al mismo tiempo, con el paso de los años se gana en experiencia. Aparte, para qué nos vamos a engañar, poquísimos editores toman en serio a un autor de 16 o 18 años, independientemente de su obra, tachándolo de inmaduro.

También, que tengan páginas o proyectos de cómic dibujados y, a poder ser, conocimientos básicos de Photoshop.

Para lo que no está planteado este curso es para aprender a dibujar o a colorear, eso ya se enseña en otros cursos de la escuela; en éste queremos gente con cierto nivel, ideas o criterio para proyectos de cómic y que, por un motivo u otro, todavía no ha encontrado el modo o manera de presentarlos.

Dicho esto, lo que enseñaremos a lo largo de cuatro meses es cómo está el mercado del cómic y cómo funciona, creando, en base a esto, la presentación de un proyecto que no tiene por qué estar listo al finalizar el curso, pero sí en marcha o encaminado para acabar de pulirlo y llevarlo, en cuanto el autor lo crea conveniente, a un editor.

También quisiera aclarar que la gente que tenga pensado dibujar superhéroes ya existentes, es decir, para el mercado estadounidense, tiene el curso de superhéroes,  no éste. Aquí nos centraremos exclusivamente en proyectos para editores y editoriales europeos.

D.: Los alumnos deben venir con un proyecto en mente y con cierto bagaje en cuanto al dibujo. ¿Se les va a respetar el estilo?

M. R.: Sí, por supuesto. El enfoque es muy abierto. De hecho, lo que haremos es, en cuanto tengamos cierto número de alumnos interesados o matriculados en el curso, convocar una reunión con ellos antes de iniciar las clases para poder ver y escuchar cuales son sus propuestas, proyectos e ideas para adaptarnos todo lo que podamos a ellos y sacar el mayor partido del curso.

Ah, y que no quepa duda de que cualquier género de proyecto es bienvenido, respetándose la temática, el estilo y, sobre todo, la capacidad del alumno. Lo que sí hay que entender es que, lógicamente, según el mercado o editorial al que lo quieras dirigir es más que recomendable tener en cuenta ciertos factores estilísticos o culturales: por ejemplo, no te puedes presentar ante editores franceses con un estilo e historia totalmente estadounidenses, porque ambos estaríais perdiendo el tiempo.

D.: El color es otro aspecto que se tratará en este curso, ¿Qué nos puedes explicar al respecto?

M. R.: El curso se divide en dos bloques. Yo llevaré dos terceras partes del total: construcción del proyecto, narración, enfoque del mercado, creación de personajes y diseños, fondos, etc., y a lo largo del segundo mes se empezarán las clases de color en Photoshop para colorear todo el material realizado. De hecho, también se podrá colorear tradicionalmente aunque, como es lógico, para incluirlos en el dossier final deberán ser digitalizados y tratados adecuadamente. Toda esta parte de Photoshop la llevará un colorista profesional.

El haber incluído el color en este curso es porque en la inmensa mayoría de publicaciones para el mercado francobelga el álbum se pide en color, no en blanco y negro, aunque prepararemos una muestra de todos los proyectos en ambos formatos para que el alumno decida cuál presentar a unos u otros editores.

Para finalizar, también añadir que ese book o presentación del proyecto se realizará en formato físico y también en formato digital, enseñándose cómo maquetar el material y convertirlo al formato pdf.

D.: A lo largo de 30 años de carrera habrás presentado multitud de proyectos, así como presenciado los de otros compañeros de profesión o alumnos. ¿Cuáles son los principales errores que suelen producirse en el proceso?

M. R.: De entrada, que por más bien que lo hagas nada está garantizado. Por lo tanto, no todo lo que planteas llega a buen puerto; bien por falta de entendimiento entre los que deben llevarlo a cabo, y ya no solo hablo de editores, sino de guionistas y dibujantes; bien porque el proyecto queda en stand by o permanentemente paralizado por la ausencia de circunstancias óptimas de mercado. De hecho, me acaba de pasar eso mismo con un proyecto que inicié en 2006 con dos autores estadounidenses y que pese a haber estado parado durante casi una década por problemas con el editor, lo hemos retomado estos dos últimos años y será distribuida en prácticamente todos los mercados anglosajones.

Vamos, que hasta que no se materializan los proyectos estos son lo que su nombre indica, y lo importante no es cómo empiezan, sino cómo se desarrollan y, sobre todo, cómo acaban. Por ello, hay algo esencial que hay que enseñar a la gente y es a encajar un “no”, algo que ocurre con demasiada frecuencia.

D.: Teniendo en cuenta los panoramas estatal y europeo y todos los años que has trabajado en ellos, ¿Qué consejos les darías a todas aquellas personas que tienen pensado presentar un proyecto a editores del Viejo continente?

M. R.: Si es el primer proyecto con un mínimo de ambición que presentan les recomiendo tantear entre los editores del propio país, ya que pese a que paguen menos, las condiciones sean peores y los tirajes más limitados, la experiencia adquirida y todo lo que aprendes del proceso es, además de bonito, esencial para trabajar en el extranjero, ya que no puedes ir con un currículum vacío. Ocurre como con el cine, no puedes empezar con un largometraje, primero empieza con cortos y ve curtiéndote en la profesión, que tarde o temprano, a base de constancia, llegarás lejos, y, al fin y al cabo, al igual que los directores de cine, tú también eres un narrador.

Aparte, tampoco es tan terrible intentar publicar en España, ya que cada pocas temporadas los gustos cambian y los editores se renuevan, además de aparecer otras editoriales que, aunque pequeñas, arriesgan más en autores noveles. Vamos, que no hay mejor manera de aprender que mediante el trabajo y, por el momento, en este país hay suficiente cantidad de editores como para romper el hielo antes de pretender aventurarte en el mercado francés.

Y hasta aquí la entrevista a Mike Ratera, que espero os haya resuelto cualquier duda respecto al curso de Sketch Book de Cómic, pero si aún os queda alguna pendiente os recuerdos que podéis llamar a l’Escola Joso (93 490 21 20) o pasaros directamente (Entença, 163) y estarán encantados atenderos y explicaros más detalladamente el folleto explicativo del curso:

folleto curso sketch book comic escola joso

(Pulsa en la imagen para ampliarla)

Leave a comment

*