Entrevista a Elsa Brants, autora del manga “Sálvame Pythie”

En la pasada edición del XXIV Salón del Manga de Barcelona tuvimos la oportunidad de hablar con uno de nuestros exalumnos de Escola Joso, Tony Kudo, que desde el año 2010 está al frente de la Editorial Letrablanka y este año ha traído a su primera autora internacional al Salón: Elsa Brants. Su idea inicial al abrir la editorial era publicar sus propios cómics y ganar experiencia una vez terminado su período formativo. Con el tiempo se dio cuenta que, más allá de ayudar a otros autores a desarrollar sus obras, también tenía perfil de editor porque le gustaba dar el formato y la edición que mejor representase el espíritu de la obra y el perfil de lector al cual va dirigido.

Es de esta forma como Letrablanka ha ido creciendo exponencialmente hasta crear dos líneas de publicación: La Colección Kanji, que ofrece obras de estilo manga, y la Colección Letrablanka, con obras de estilo cómic. Ambas colecciones han dado un paso al editar obras que no solamente sean nacionales sino también de autores internacionales.

Pasar por las aulas de Escola Joso para estudiar Ilustración le ha servido como dice él ‘además de mejorar mi dibujo y narrativa (de lo cual nunca se termina de aprender) puede decirse que fue mi primer contacto con el mundo profesional donde se empiezan a ver las cosas “desde el otro lado”. En su caso la cercanía con el profesorado fue un paso decisivo hacia su carrera profesional ‘En mi caso particular es donde conocí a Santi Casas, quien a día de hoy además de amigo es una opinión sólida y fiable a quien consultar de vez en cuando. También es donde conocí, seis meses después de iniciar Letrablanka, a amigos y compañeros con los que aún hoy colaboro. De hecho, Let’s Cook!, el primer manga de la editorial, fue creado con los que en ese momento éramos compañeros de clase de ilustración, con el añadido de Eduard Balust, que me lo presentó Santi y que ahora está en Japón. Y Olympics, nuestro segundo manga que hicimos al año siguiente y que tenía casi la misma base de autores que el anterior, fue el motivo por el que fuimos a Angouleme en enero de 2014, para intentar que alguna editorial se interesara por él. Pero en lugar de eso, volvimos con City Hall debajo del brazo y se inició la nueva etapa de Letrablanka, en la que, además de seguir publicando obras nacionales (como la Línea Mirai recién anunciada), empezamos a publicar licencias de manga francés.’

 

‘Sálvame Pythie’ de Elsa Brant, nueva obra en Letrablanka

Si hay alguna autora que haya dejado mucha huella en la última edición del Salón, sin duda, ha sido la dibujante francesa Elsa Brants. Le preguntamos a Tony si se esperaba esta gran acogida por parte del público y él nos dijo que ‘sabía que Sálvame, Pythie iba a encantar a todo aquel que leyera la historia pero tenía un miedo lógico a que Elsa viniera y no tuviera ejemplares que firmar, ya que antes del reciente Salón del Manga era una autora desconocida en nuestro país y el poder de convocatoria de Letrablanka aun se está consolidando. Así que, para garantizar que su presencia sería útil para su obra, además de las sesiones de firmas se le organizaron entrevistas en la sala de prensa -coordinación que tengo que agradecerles a Doc Pastor y a Tomás Pardo, agente de prensa de Ficomic- y una charla para dar a conocer su obra, independientemente del éxito de las firmas’. Pero lo que no sabían es que se llevaron una sorpresa ‘Lo divertido es que la charla se organizó para que terminara media hora antes de su sesión de firmas del sábado con la intención de arrastrar a parte del público que la conociera en charla a las firmas. Pero el jueves y el viernes vino tantísima gente a que les firmaran sus ejemplares de Pythie, que se corrió la voz de las colas que generaba Elsa y a la charla no fue nadie… ¡porque los que querían acudir prefirieron hacer cola más de una hora antes para asegurarse de obtener su dedicatoria! ¡Éxito total!‘.

Ante tal magnitud de éxito en las firmas de la autora quisimos preguntarle también como surgió la idea de editar en España la obra de Elsa Brants. Tony Kudo nos comentó que ‘conocía Save me Pythie desde hacía algunos años, aunque un tanto por encima. Aventuras, humor un poco a lo Doctor Slump, mitología griega… y poco más. Pero a principios de este año, en el Festival BD de Angouleme, Elsa estaba en el stand de Kana y me reconoció como “el editor de Letrablanka” gracias a mi acreditación y a que Letrablanka ha publicado City Hall, una de las obras de su marido, Guillaume Lapeyre‘.  Así es como buen editor se decidió a comprar sus ejemplares para estudiarlos ‘Compré el primer par de tomos de Pythie para que me los dedicara y poder estudiar la obra, empezamos a hablar y todo lo que veía en los tomos y que ella me contaba sobre la serie me parecía interesante. Además, me dijo que si se publicara en España, que ella y su marido viven relativamente cerca y estarían dispuestos a venir a firmar ejemplares. Cuando el autor está dispuesto a participar en la promoción de su obra facilita mucho la promoción de la misma. Salí de Angouleme con la idea de estudiar Pythie y la posibilidad de traer la obra y autora a España’ comenta Kudo.

Elsa Brants, autora de manga en Francia

La creadora del manga Sálvame Pythie lleva muchos años siendo una reputada autora en Francia. Nacida en Montpellier en el año 1975, desde que comenzó su carrera en los noventa no ha parado de trabajar como colorista en obras como Giss, Crónicas de Magón (Rossell Ediciones), Weëna (Norma Editorial), Okhéania (Dargaud) y da un salto como ilustradora con Lily (Dupuis), cómic de aventuras y fantasía para niños. Gracias a esta trayectoria se lanza como autora para crear la obra de Sálvame Pythie, compuesta por cinco volúmenes, que ha cosechado buenas críticas en Francia hasta tal punto que, como publicó el diario Le Monde, es considerada “una de las autoras pioneras del manga francés”.

Como apunta Tony Kudo acerca del género manga en Europa ‘la línea que separa los estilos de dibujo de cómic de estilos de dibujo más propios del manga es cada vez menos definida y más difusa. Porque, durante los últimos veinte o treinta años, esos autores han crecido viendo y leyendo manga (y anime), además de los cómics con estilos de dibujo más occidental.’ Concretamente el estilo de Tony ‘es una mezcla gráfica y narrativa de diferentes tipos de cómic. Incluido el manga’ hablando desde su punto de vista de dibujante más allá que el de editor.

Entrevista a Elsa Brants

E.J. ¿A qué edad comienza tu afición al cómic?

E.B. La edad en la que yo supe que quería ser autora de cómics fue a los 9 años. Mi padre tenía muchos cómics en la biblioteca y fue entonces cuando comencé a dibujar el primero. Yo dibujaba y dibujaba cada día, durante los fines de semana y las vacaciones. Hasta que a los 16 años mi primer cómic llegó a tener 900 páginas. Al principio no necesariamente era de estilo manga pero después, poco a poco, se fue transformando en el estilo de dibujo manga.

E.J. Comenzaste a dibujar cómic por la larga tradición que hay en tú país por la historieta ¿Por qué escogiste el formato Manga y no el franco-belga?

E.B. Cuando era pequeña por televisión daban muchos dibujos animados japoneses para niños y niñas, de humor o de historia. Esta manera de explicar historias la encontré verdaderamente muy expresiva. A mí me llegaron más, me sumergí más en ellas que en las de dibujos animados franco-belgas.

E.J. ¿Te formaste como dibujante en algún centro de formación?

E.B. He aprendido a dibujar sola y a fuerza de hacerlo mucho. Cuando yo acabé los estudios principales a los 18 años, el bachillerato, podía escoger entre escuelas de arte o escuelas especializadas. Pero en esa época en las escuelas de arte no se hacía mucho cómic y en las escuelas de cómic no les gustaba que se hiciera manga. Por lo que continué aprendiendo por mi misma y lo que hice fue buscar un trabajo y, al mismo tiempo, seguir dibujando. Escribía diferentes historias. Entonces iba a festivales para mostrar mi trabajo a los autores profesionales y ellos me corregían y me asesoraban. Por lo tanto, ellos han sido mis verdaderos profesores.

E.J. ¿Cómo es tu proceso de trabajo?

Depende porque hay varias etapas: la historia, el storyboard, la etapa del dibujo y de la tinta. Primero me gusta tener la historia finalizada con todos los diálogos que considero son importantes porque yo hago humor. Creo que cuando se hace humor, se ha de escribir muy bien los diálogos. Primero escribo toda la historia que suele durar un mes y medio por álbum. Entonces lo leo y lo reescribo. Después hago el storyboard de la historia y, luego, se lo paso a la editora para que me diga si lo entiende todo o si cree que hay que cambiar algo. Ante esto yo decido si lo cambio o no. En esta parte creo que tengo más suerte que los autores japoneses. En Japón los autores son menos libres que en Europa. A partir de este momento todos los días son muy similares.

E.J. ¿Cómo te organizas tu faena en el día a día?

E.B.  Por la mañana hago el lápiz y por la tarde la tinta. El lápiz lo hago en una hoja normal. Por la tarde la pongo una hoja encima y con la mesa de luz lo entinto con la plumilla. Entonces lo escaneo y sale la hoja muy limpia y no necesito retocarla y se la envío tal cual al editor. Intento no utilizar mucho el ordenador porque ya trabajé mucho con esta herramienta antes de hacer manga. En el ordenador pongo el texto, las viñetas y las tramas. Y finalmente se lo envío a mi editor.

E.J. Hay mucha gran afición al Manga en Francia ¿Se puede vivir de dibujar la historieta japonesa en tú país? 

E.B. Sí, pero es importante no ser demasiado ambiciosa. Es difícil pero es posible. Ahora si me propusieran un trabajo con un buen sueldo creo que no lo querría porque me siento bien, me siento libre y puedo escribir mis historias. Es un sueño de infancia que se ha cumplido.

E.J. ¿Te sorprende la afición al Manga que hay en Barcelona?

E.B. Dudaba que en España hubiera tantos fans del manga. He estado agradablemente sorprendida.

E.J. Eres ilustradora, guionista, colorista ¿En qué faceta te sientes más a gusto trabajando?

E.B. Tengo más experiencia como colorista pero no encuentro que sea reconfortante porque tienes que gustarle al dibujante, al guionista y al editor, tiene su lógica. La parte complicada es que son tres personas y que, a veces,  no se ponen de acuerdo y tienes que gustarles a todos. Ser dibujante para un guionista es agradable porque permite tener una colaboración y tener un intercambio que permite hacer progresar la obra. Pero escribir mis propias historias como guionista es algo importante para mí porque tengo muchas tonterías en mi cabeza y hace falta que salgan.

E.J. ¿Quiénes son tus referentes?

E.B. Mi autor preferido por encima de otros es Rumiko Takahashi, la autora de Urusei Yatsura, Ranma ½, Maison Ikkoku Inuyasha. Una autora que tiene un sentido del humor totalmente absurdo y me encanta. También soy una gran fan de Akira Toriyama, sobre todo por su serie Dr. Slump, que es mucho más divertida que Dragon Ball Z. Me gusta mucho la primera parte, Dragon Ball, donde había muchas aventuras. Después, aunque adoro los personajes, lo encuentro demasiado repetitivo. Finalmente, está el gran maestro del manga, creo que todas las personas que quieren convertirse en autores deben leer a Osamu Tezuka porque él tiene una gran cantidad de narrativa que es impresionante y que puede influenciar a todo el mundo.

E.J. ¿Por qué crear una historia donde mezclas manga con mitología griega?

E.B. Como Sálvame Phytie es mi primera obra donde hago de dibujante, guionista y colorista, me dije a mí misma que para mi primera obra voy a utilizar un universo que conozca bien. Y me encanta la mitología griega desde pequeña. Cuando pienso en un personaje como Apolo y he leído tantas historias sobre él que sé como piensa, como habla, por lo que me es muy fácil de reutilizar los personajes.

E.J. El tema de la mitología griega como lo has enfocado ¿Desde un punto de vista de la idea que tienen en occidente o desde el punto de vista japonés?

E.B. Pienso que los japoneses no conocen bien la mitología griega. Se puede ver bien en la serie Los caballeros del Zodiaco. Que el personaje de la diosa Atenea sea una princesa con trenzas que se mete en problemas. Yo no podría aceptar esto. Para mí Atenea es una luchadora, ella no necesita a nadie, es divertida e interesante. He querido hacer descubrir la mitología griega como a mí me la han enseñado en la escuela y tal como la he leído en los libros.

E.J. ¿Esta temática atrae a gente joven a leer manga?

E.B. Creo que este tema atrae a mucha gente. Es un universo de muchas historias diferentes: trágicas, divertidas, aventuras, mucha magia, metamorfosis, de amor, de guerra, etc. Cuando yo voy a salones de cómic, puedo encontrar un público que no me conoce y que no conoce el manga y, en cambio, muchas veces niños y gente mayor, pensionistas compran Sálvame Pythie porque trata de mitología.

E.J. Normalmente los tiempos de trabajo en Japón son más largos que en Europa ¿Cómo te sientes con esta dinámica de trabajo?

E.B. He oído  que el ritmo de trabajo del autor de One Piece era de dormir únicamente 30 minutos por día. No puede ser, yo quiero vivir mucho tiempo. Tengo la suerte, que no se si es suerte, de no dormir mucho. Duermo entre 4’5 y 5 horas, que para mucha gente no es suficiente pero yo me despierto sola, no me hace falta despertador. Por tanto creo que es mi ritmo. Además, tengo una vida de familia con 2 niños. Pienso en cuidar a mis hijos, nos divertimos, hacemos los deberes, es mi marido quien cocina. Pero el resto del tiempo yo trabajo mucho, creo que más que un autor/a de cómic franco-belga. Depende de cada persona, para mi no es un esfuerzo  trabajar, estoy contenta.

E.J. Nos interesa mucho como preparas el guión y con una temática tan peculiar como es la mitología griega… 

E.B. Primero pienso en el tema: el universo. Después describo en mi mente o sobre el papel los personajes: cómo piensan, su carácter, cuál es su historia, su pasado, qué les gusta hacer o cuáles son sus sueños. Creo que todo esto me permitirá escribir una historia más realista. Una vez que tengo a todos los personajes empiezo a dibujar lo que ocurre y, si los he descrito bien, en mi cabeza van a reaccionar por sí mismos. Llega un problema y rápidamente sé que ese personaje hará esto, este otro pensará lo otro, etc. Es automático. Después yo lo escribo, espero un poco para releerlo y miro si mis historias me hacen reír o si me digo a mi misma ¿Qué he escrito aquí? Y cuando es así debo cambiarlo obligatoriamente.

E.J. En tu obra describes a Pythie como una mujer fuerte, decidida y con un lado muy feminista ¿la describes así porque perteneces al movimiento social del feminismo o por qué crees que hay una falta de personajes femeninos en el manga como protagonistas?  

E.B. Las dos razones son correctas. Crear una heroína femenina no va únicamente para un público femenino. Yo misma leía historias de heroínas y de héroes y apreciaba las dos. No hay motivos para que los hombres no les guste una heroína. Y aunque se lean cada vez más a heroínas, la proporción es siempre más a favor de los hombres que de las mujeres. Se trata de restablecer la igualdad y me siento feminista porque para mi el objetivo del feminismo es buscar la igualdad y no alguien que domine al otro. Amo la justicia.

E.J.  ¿Qué consejo le darías a alguno de nuestros estudiantes que finalizan su curso de manga y quieren crear su primera historia para ser publicada?

E.B. Les diría que miren que es lo que ya ha salido publicado porque aunque su obra sea genial, si se parece a otras obras, los editores no lo querrán. Y si está seguro/a de su obra,  le aconsejo que lo envíe a todos los editores, incluso si él piensa que su obra no encaja con cierta editorial porque el editor podría cambiar de idea. Hace falta insistirles, llamarles y volverlos a llamar. Y mientras estás esperando, escribir una nueva historia y al mismo tiempo tener algún trabajo porque hay que comer. Hay muchos trabajos a tiempo parcial que permiten al menos sobrevivir.

 

Leave a comment

*