Entrevista Nagabe, autor de “Nivawa y Saitô” y “La pequeña forastera”

La vigésima cuarta edición del Salón del Manga de Barcelona ha apostado mucho por traer a autores jóvenes que comienzan a despuntar en el mundo del manga en Japón. La editorial ECC Ediciones trajo al Salón Nagabe, un autor nacido en Tokyo y formado en Bellas Artes por las Universidad de Arte de Musashino. El mangaka japonés ofreció a los asistentes una masterclass donde realizó ilustraciones en directo y también ofreció un encuentro con sus fans en el que se le pudo preguntar muchos aspectos relacionados con su obra, su profesión y su técnica creativa.

Nagabe ya ha hecho el salto al mercado norteamericano, alemán y francés donde se han publicado ya sus tres obras: El jefe es una onee, un manga de tomo único que explica las peripecias en clave cómica de un empresario que por las noches es Drag Queen. La pequeña forastera es, tal vez, la obra que le ha catapultado a la fama mundial. El manga se centra en la historia fantástica entre dos personajes muy dispares: El Doctor, un monstruo del mundo exterior, y Shiva, una niña del mundo interior. Ambos personajes entablan una relación de amistad en una historia con muchos elementos sobrenaturales. Por último, Nivawa y Saitô es el último manga publicado por el autor y se centra también entre la amistad de un niño de una tribu subacuática, muy interesado en el ser humano, y Saitô, un chico treinteañero y bastante asocial, con el que debe convivir.

Podemos decir que no podemos hablar de un autor de manga desde la vertiente más comercial sino de esos autores que han surgido con una sensibilidad artística peculiar a la hora de dibujar y esto queda reflejado en sus obras. Apasionado del arte, la ilustración, los grabados son la impronta que más destaca a lo largo de su trabajo. Este aspecto, se deja ver más en La pequeña forastera y se acerca más a la estética de los cuentos ilustrados tan de auge en el mercado actual. Sin embargo, lo que podemos encontrar en común en todas sus obras es la creación de seres antropomórficos e historias fantásticas con toques de misterio que atrae a más de un lector.

Como todo autor de su edad, el uso de las redes sociales y plataformas para trabajos de artistas, en este caso Pixiv en la sociedad nipona, fue el desencadenante para que las editoriales se fijaran en su trabajo y le ofrecieran dedicarse al manga.

 

Entrevista a Nagabe 

  1. E.J ¿Qué te ha parecido la afición por el manga aquí en Barcelona?

N. Me ha sorprendido muchísimo. En Japón no había hecho todavía ningún encuentro con fans y ha sido algo totalmente nuevo para mí.

 

  1. E.J ¿Por qué esa predilección por diseñar bestias y seres extraños antropomórficos que se relacionan con humanos en tus obras?

N. No un nada que sea muy profundo si no que simplemente me gusta mucho los monstruos y los animales. En otras entrevistas, ya he comentado que me encanta la forma que tienen de la cara, los huesos y que siempre estoy pensando en como dibujarlos. Me gusta desde que iba al instituto y me hace muchísima gracia.

 

  1. E. J ¿Tiene algún autor de referencia o que le haya influido en su estilo de dibujo?

N. Mis grandes referentes son la ilustradora finlandesa Jove Jansson, autora de los personajes familia de los Mumins, y Alfons Mucha, uno de los máximos exponentes del Art Noveau.

  1. E.J ¿Y por qué el ilustrador checo en concreto?

N. En Japón hay muchas exposiciones dedicadas a este artista y yo concretamente lo ví por casualidad en una de estas y me gustó mucho su forma de ilustrar. 

  1. Utilizas la tinta y siempre la tonalidad de blanco y negro en tus obras que, juntamente con el tipo de ilustración, que vemos por ejemplo en “La pequeña forastera”, recuerda mucho a un libro ilustrado de la literatura de tradición europea que a un manga ¿Qué autores europeos tienes de referencia?

N. Si, soy muy aficionado a la ilustración europea y este aspecto es la principal influencia que hay en mi obra.

  1. ¿Cómo se prepara todo el proceso creativo de un proyecto?

N. Primero, pienso en los personajes que serían muy diferentes y, en segundo lugar, como actuarían entre ellos. Por ejemplo, un monstruo como el profesor y luego una niña así pequeña como es Shiva pues pienso previamente en que hablarían, que motivos tendrían para actuar como lo hacen, en que mundo estarían, etc. Todos mis personajes son diferentes así que, aparentemente, pienso que cosas cotidianas podrían pasarle.

  1. Te diste a conocer por una plataforma para mostrar tus ilustraciones en Japón ¿Qué recomendación darías para una persona que utilice las redes sociales para mostrar su trabajo?

N. Mi consejo es que dibuje mucho y que no pare de hacerlo. Si esa persona piensa que lo que realiza tiene mucha calidad lo enseñe a todo el mundo que pueda y que sobre todo no le dé vergüenza a enseñarlo a través de las redes sociales. Es por aquí por donde me contactaron para decirme que hiciera manga. Yo no lo busqué sino que me ofrecieron la oportunidad entrando a mi plataforma social.

Leave a comment

*