Hablando con alumnos: Joan Borrell (Jun Joan)

Hace apenas dos semanas terminó el plazo de presentación de obras para uno de los principales concursos de cómic del país: Comics a Cornellà. Lo comentamos porque, además de ser una competición de interés para cualquiera de nuestros estudiantes, ya son cinco años consecutivos en que un alumno o ex alumno de l’Escola Joso se alza con la victoria.

En esta última ocasión, el artista galardonado fue Joan Borrell Monné (alias Jun Joan), del curso de Cómic, quien con su historia Retornat, cautivó al jurado del certamen, algo de lo que nos alegramos enormemente y que contribuye a demostrar que de la Joso no paran de salir jóvenes -pero sobradamente preparadas- promesas.

Así que aprovechando que muchos de vosotros estaréis preparando ya vuestras páginas para Cómics a Cornellà hemos decidido entrevistar a un buen exponente de los otros cursos que se imparten en la escuela, ¡Que no todo iba a ser Art gràfic! Por otro lado, además de conocer algo más a un dibujante y persona la mar de majo, podéis descubrir algún que otro consejo -de ganador, nada menos- que os ayudará en futuras ediciones del concurso.

David: ¡Buenas, Joan! Vienes de Valls, y previamente has pasado por l’Escola d’Art i Disseny de Reus. ¿Cómo te planteaste dar el salto a la Joso?

Jun Joan: Pues es una larga historia de búsqueda interior que tendré el placer de resumirte como pueda. Cuando terminé bachillerato me decanté por estudiar bellas artes por la simple idea (errónea) de complacerme a mi y a mis padres. Por un lado, estudiaría dibujo que es lo que me gustaba y por otro, estudiaría una carrera que era lo que mis padres me aconsejaron. Pero a los dos años lo dejé, me sentía desubicado y no me veía útil dibujando lo que allí me enseñaban, me desmotivó tanto que dejé el dibujo algunos años, tiempo en el que me saqué el título de Topógrafo. Y mientras hacia las practicas pensé en estudiar algo relacionado con el titulo que tenia y que se acercara a lo artístico . Y acabé en la Escola d’Art i Disseny de Reus, estudiando interiorismo, pero me pasó un poco como en Bellas artes, veía alumnos muy motivados con sus trabajos y yo no. El lado positivo es que, había bastantes clases que despertaron la vena creativa que tenia dormida y en especial la de dibujo al natural. Y aquello hizo que retomara el dibujo y empezara hacer un cómic en mi casa; era muy cutre pero a mi me parecía la ostia. De tal forma que cuando estaba en clase solo pensaba en volver para terminarlo e incluso a veces faltaba a clase para dibujarlo, mi cabeza sin saberlo ya estaba en la Joso. Poco después, tomé la decisión de dejar aquello a final de año y al siguiente cursar en l’Escola Joso.

 

D.: Estás en el curso de cómic de los sábados, y ya es tu último año. ¿Cómo valoras la experiencia hasta la fecha?

J. J.: Pues para mi, muy buena, he conocido a gente genial que me han aportado un montón, tanto profesores como alumnos. Y creo que al final lo más importante no es tanto el temario o las clases que dan en la escuela sino el aire que se respira: el poder hablar con gente que se dedica a esto, tener amigos que están en el mismo camino que tu, montar tus primeros proyectos, soñar, hablar de tú a tú con los profesores, compartiendo impresiones y anécdotas, etc. Ese tipo de cosas tan cercanas son las que más valoro de mi paso por la escuela.

Y el punto negativo es que me hubiera gustado poder tener muchos más profesores para ver más puntos de vista, ya que solo he tenido tres en tres años, pero entiendo que es un curso de fin de semana y es complicado.

 

D.: ¿Tienes planteado seguir formándote?

J. J.: Desde luego, siempre que pueda seguiré formándome, ya sea en una escuela o en mi casa, es parte fundamental en la evolución de un artista. Para mí, ahora mismo la prioridad fundamental es mejorar mi técnica de color digital, que justo ahora hemos empezado a dar en tercero y todo lo que sabia lo había aprendido en mi casa curioseando. Y seguramente el año que viene haga un curso de color digital.

 

D.: Hablando de formación, una de las mejores prácticas es participar en concursos, y en esto tienes un buen palmarés al haber ganado la última edición de Cómics a Cornellà. ¿Cómo fue el proceso de creación de la obra? ¿Era la primera vez que te presentabas?

J. J.: Pues todo empezó como un ejercicio más de clase, en segundo con Bié, que consistía en montar una historia corta de cuatro páginas de temática histórica, con un estudio previo de creación de personajes y escenarios. El resultado final le gustó mucho al profesor, y  por la moraleja final que tenía la historia creí que encajaría bastante en el concurso, así que me dije vamos a probar. He de decir que Bié me ayudó un montón en la documentación histórica de las páginas, el tipo de ropa, localizaciones, escenarios y estética en general. Y como anécdota te diré que lo imprimí casi el ultimo día de la fecha de entrega y quedó mal impreso (colores más apagados, la línea un poco pixelada, etc.). Estuve a punto de no enviarlo. Suerte que no fue así, y eso me dio la oportunidad de viajar al festival de bande dessinée de Angoulême con la escuela.

 

D.: ¿Vas a participar también este año?

J. J.: Este año no lo creo, estoy metido en algún que otro proyecto y no tendría tiempo. Quizás el siguiente. Y aprovecho ya que me preguntas por el concurso para decir que, creo que debería haber más iniciativas como ésta, más concursos donde la gente que empieza se dé a conocer y motive a los dibujantes a seguir.

 

D.: Y ya que hemos entrado en el proceso creativo, ¿Cómo planteas un cómic?

J. J.: Lo más importante para mí es tener la base del proyecto muy bien rematada, porque eso se refleja en el acabado final y te ahorra los problemas que puedas tener en medio del proyecto. Pues eso, empezar por tener un guión solidó y no comenzar a dibujar hasta que la parte literaria este finiquitada. Después, hacer un buena creación de personajes, escenarios, movimiento, expresiones, objetos y todo lo que necesites para conocer como se comportan tus personajes y tener claro donde se moverán. Ésta para mí es la parte más dura, y luego viene el storyboard de las páginas, donde me lo paso genial porque disfruto mucho rompiéndome la cabeza para encontrar la mejor forma de narrar lo que quiero contar.

Y si he seguido hasta aquí el proceso al pie de la letra, las páginas me salen solas. Luego las entinto y por último las coloreo de forma digital, esta última es la parte que más cojeo.

 

D.: ¿Con qué herramientas te sientes más cómodo?

J. J: Siempre con el lápiz. ¡No hay mejor aliado!

Pero si te refieres a mi técnica habitual de trabajo, soy bastante tradicional menos en el color. Primero hago el esbozo de las paginas con un lápiz duro 3H que no marque mucho y luego limpio la página con un lápiz HB para dejar la línea clara. Seguidamente, entinto todo con plumilla, lo escaneo una vez seco y retoco con el Photoshop alguna liada o cualquier cosa que vea fuera de lugar, y a darle caña al color.

 

D.: ¿Algún truco o hábito a la hora de ponerse manos a la obra?

J. J.: Tomarme un tiempo previo al trabajo para mentalmente empezar a darle vueltas a lo que voy a dibujar y sin darme cuenta me habré sentado en la mesa esbozando lo que sea que me toque dibujar.

 

D.: ¿Cuáles son tus principales referentes?

J. J.: Odio esta pregunta por que nunca se que responder jaja.

En mi pueblo, de niño, no llegaban muchos cómics aparte de Mortadelo y Filemón, y Dragon Ball, así que mis referencias, mis primeras referencias que creo que son las más importantes porque marcan la base de todo artista, son el anime que veía en la TV y sobre todo Bola de Drac. Así que nada en especial, lo que cualquier chaval de mi edad veía. Pero he de decir que mi madre tenía toda la colección de Asterix y Tintín, y solía mirarme los dibujos, no sé hasta que punto me habrán influenciado o no.

Y estos últimos años, me he ido puliendo a medida que he ido conociendo distintos mercados y artistas. Referencias tengo de todo tipo: Goya, me encanta la luz de Sorolla, Van Gogh me vuelve loco jaja, Mike Mignola, Frank Miller, Moebius, John Buscema, Jack Kirby, Greg Capullo, Jordi Lafebre, Carlos Pacheco, Otomo, Akira Toriyama, Hayao Miyazaki, Morris, Pierre Alary, Loisel, Paul Pope, Jesús Alonso Iglesias Y muchísimos más que me dejo. La verdad es que no tengo una referencia clara o un autor en el que me fije. Cada día veo gente que me sorprende e intento absorber de todas partes.

 

D.: ¿Sobre la ilustración, también te atrae o te decantas más por el cómic?

J. J.: Me atrae todo lo que sea dibujar, pero sinceramente no me considero un buen ilustrador y no lo disfruto tanto como el placer que me produce hacer páginas. Además me fallan muchas cosas de composición, equilibrio, etc. que no domino. Pero no lo dejo de lado, ¡Hay que trabajar en las debilidades!

 

D.: ¿Laboralmente, tienes algún proyecto en mente o que estés realizando ahora mismo?

J. J.: Estoy metido en varias cosas, por una parte estoy realizando unas páginas de muestra para un álbum de carácter histórico sobre la leyenda de un bandolero de Valls, para la editorial de mi pueblo, a ver si les convenzo.

Y por otro lado, con mis compañeros del sábado hemos hecho un fanzine llamado Deckard, sobre temática Blade Runner que está quedado muy chulo, y en el que participa mucha gente de la escuela y profesionales del medio. Lo sacaremos para este salón del cómic y estaremos en el stand de la escuela firmando. Espero que de mucho de que hablar.

Está mal que yo lo diga pero ha quedado muy guapo jaja.

 

pera 12

Primera página del proyecto de cómic histórico sobre un bandolero de Valls que Jun Joan está preparando.

 

D.: ¿Cómo ves el panorama tras la escuela?

J. J.: Pues lo veo igual que si estuviera en ella, a seguir preparándome, a seguir currando, hacer muchas páginas y a seguir intentándolo hasta que me den una oportunidad y, entonces, dar lo mejor de mi. Sé que es muy difícil y que aún estoy verde, pero el camino es largo y nunca se sabe, hay que intentarlo por lo menos.

Aunque estoy seguro que después de esta entrevista me lloverán la ofertas jaja.

 

D.: ¿Durante tu paso por la Joso, qué aprendizajes destacarías? ¿Algún consejo en especial?

J. J.: Esta pregunta es muy difícil, porque he aprendido mucho en tres años, y más viniendo de cero como yo. Creo que si lo que quieres es dedicarte al cómic, a nivel nacional no hay una mejor escuela, te preparan bastante bien, te ayudan, y te muestran el camino.

Y si tuviera que quedarme con un solo consejo que me han dado, es con uno que me dio el año pasado Bié: “La clave es ser insistente, no pesado”.

 

D.: ¿Si tuvieras que llevarte tres cómics a una isla desierta, cuáles serían?

J. J.: ¡¡¡Ufff!! ¡Que chungo me lo pones! Además soy muy malo para estas cosas. A ver, uno de los primeros cómics que más me ha marcado y no me cansaría de leer es Watchmen, me parece brillante en todos los aspectos. Otro sería seguro El regreso del Caballero Oscuro, de Frank Miller, creo que todo lo que puedo comentar sobre él se quedaría corto. Y por último, por poner alguno a nivel nacional, te diré Beowulf, porque me encanta la forma que tiene de narrar David Rubín.

 

Pues bien, si os habéis quedado con ganas de más, podéis seguir a Jun Joan (Joan Borrell) en sus diversos perfiles en redes sociales, donde os tendrá al día de sus progresos y trabajos, ¡Que seguro más temprano que tarde podremos ver publicados editorialmente!

Jun Joan Art (Facebook)

Jun Joan en Instagram 

Leave a comment

*