Hablando con profes: Sergio Sandoval y Mado Peña, autores de “Alma Cubrae”

Hemos entrevistado a dos de nuestros profes de Escola Joso Sergio Sandoval y Mado Peña para que nos hablaran un poco de su cómic Alma Cubrae. El cobrador de almas (Evolution Cómic), galardonado con el Premio Popular en la 36º edición del Salón del Cómic de Barcelona.

Si aún no los conocéis (cosa rara), os diremos que Sergio Sandoval es uno de los profes del curso de Concept Art y tiene una carrera brillante como dibujante de cómics entre los que destaca Red Hood and the outlaws, La liga de la Justicia, Batman, Superman, Wonder Woman (DC Comics), cómics junto al guionista Gonzalo Torné como Ranko Kameran o Thannhäuser así como es artista conceptual que ha diseñado los personajes de grandes películas como El Laberinto del Fauno, Hellboy o el Espinazo del Diablo. Por su parte, Mado Peña es ilustradora y dibujante de cómic, formada en Escola Joso, aunque ha desarrollado su carrera profesional principalmente como colorista con Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona (Norma Editorial), El guardián invisible (Planeta DeAgostini), Arrow, Justice league-Lost on Mars y Madfire (DC Comics) y como asistente en Les Beaux êtes (Dargaud) y Sons of the Devil (Image). Los dos vuelven a coincidir en un proyecto, que ellos consideran “más personal” para dar vida al universo de Alma Cubrae, una de las empresas de espectáculos de recreación histórica y fantasia más importantes que existe en Catalunya.

Solo hace falta embobarte con la portada para darte cuenta que estamos ante uno de los cómics que promete ser una de las sagas más espectaculares de la épica actual. Y es que no le falta dosis para lograrlo: sangre, acero, magia, toques de humor negro envuelto en un universo de aventura fantástica. El cómic se centra en la región de Euraclea donde la Guardia Blanca tiene el control y el poder de la zona. La historia se desarrolla cuando una expedición de este cuerpo de defensa se pierde y un cuerpo de élite inicia el camino en su búsqueda. Un camino que, por cierto, estará lleno de peligros y misterios.

E.J. ¿Cómo iniciáis el contacto con esta empresa para acabar con el proyecto de realizar un cómic?

Sandoval. Pues no sabría decirte concretamente, pero creo que hace como unos siete años. En una exposición que hicimos en Girona sobre El Laberinto del Fauno y los integrantes de la empresa Alma Cubrae se acercaron. Pero no sé si se acercaron porque les gustaba la exposición o exactamente el motivo, pero lo cierto es que me explicaron allí mismo que eran dos hermanos, Jordi y Ángel Rodríguez, y que tenían una compañía de espectáculos medievales. Me explicaron que estaban interesados en hacer un cómic y me querían fichar para realizarlo. Ellos ya me conocían de mis trabajos del Laberinto del Fauno, Hellboy y de haber leído un cómic, Ranko Kameran (Reservoir Books) que realicé con Gonzalo Torné, el mismo guionista de Alma Cubrae. Esta obra les había gustado mucho y querían contratar al equipo entero para realizar el cómic de Alma Cubrae.

 

E.J. ¿Cómo os llegan a convencer para decir sí al proyecto?

Sandoval. Yo como los vi muy campechanos pensé que cuando les dijera el precio que cobro por página no me lo iba a pagar. Me insistieron mucho, me enseñaron el taller. Les hice una visita y flipe porque ellos mismos forjan sus armaduras, hacen espadas y realizan espectáculos reales. Yo les pedí el presupuesto y nos reunimos en Sants junto a Gonzalo Torné. Les enseñé mi tarifa de precio por página y ellos dos me dijeron ¡qué perfecto!

 

E.J. ¿El proceso de presentarlo a una editorial grande cómo fue?

Sandoval. Pues tardamos mucho porque estuvimos mucho tiempo trabajando en ello sin tener una editorial. Tanteamos unas cuántas y al final acabamos en Panini. Yo saqué un artbook con Ominiky Ediciones, con Óscar Martin quien realiza coproducciones con Panini. Le enseñé el proyecto de Alma Cubrae y sobre todo flipó con el color de Mado y el acabado y dijo que quería publicarlo. Además, pensó que publicando con Panini se podría sacar una edición mucho más potente.

 

E.J. ¿Los personajes son inventados por los propios miembros de la empresa Alma Cubrae?

Sandoval. Ellos tienen dos vertientes: los personajes históricos que son todos verídicos y luego están los fantásticos y que han creado ellos: Mordekay, Ademar, Igor “El loco” y algunos más. Pero para completar la historia, el rango de personajes se ha tenido que ampliar. Entonces, la mitad de personajes son creados por ellos y el resto de personajes, las criaturas fantásticas y el universo Alma Cubrae han sido creadas por Gonzalo y yo.

 

E.J. ¿Cuál ha sido el método de trabajo de la creación de estos personajes?

Sandoval. Ha surgido un poco de lo que necesitábamos para completar la historia y el arco argumental. La necesidad de realizar ciertas cosas llevaba a determinar cierto tipo de criaturas o personajes. El diseño en sí lo he hecho como siempre: documentarme previamente, inspirarme, buscar lo que necesito y hacer muchos diseños. Lo que pasa es que íbamos muy a la carrera porque estos diseños los tenía que hacer casi cuando estaba realizando las páginas.

E.J ¿Cuál ha sido tu mayor dificultad a la hora de diseñar aspectos de Alma Cubrae y su universo?

Mado. Las armas.

Sandoval. Con las armas si tuve algunos problemas. Quería hacer una espada bífida pero una espada así es inútil  porque solo es estética. El peso de la espada, cuando la dibujé, no era el correcto y tuvimos que corregirlas. Algunas armaduras no seguían el rigor histórico y me tenía que pelear con Ángel para decirle que era fantasía y no histórico para darme un poco de licencia. Y, sobre todo, los tiempos. La obra se ha alargado muchísimo… como unos 4 o 5 años.

 

E.J. ¿Lo diseñabas y dibujabas y luego se lo pasabas a Mado para hacer el color?

Sandoval. Si. La verdad es que fuimos uno poco caóticos porque lo realizamos más por escenas: epílogo, prólogo, escenas desordenadas. Quedaba con Mado, comentábamos la gama cromática que iría en cada escena. Luego ella me pasaba color quiz o boceto de color y a partir de ahí trabajamos.

 

E.J ¿Cómo se une Mado al proyecto?

Sandoval. Con Mado ya había trabajado anteriormente en Arrow. La verdad es que yo intenté que Santi y David de Ikari Studio entrasen en el proyecto pero en ese momento no podían. Mado estaba en ese momento trabajando con Santi porque, por entonces, estaba en su equipo. En principio, ella iba a estar de apoyo a Santi y David. Luego, por motivos de trabajo no pudieron unirse y relevó todo el peso del proyecto en Mado.

E.J. Tu método de trabajo como colorista ¿Nos podrías explicar un poco como ha sido para ti dar color al universo Alma Cubrae?

Mado.  Sufrir (ja ja) porque yo venía de tener experiencia como colorista para el mercado norteamericano que es un trabajo muy efectivo y muy rápido. Así que sistemáticamente se quedaba corto porque había espacios naturales, mucha gente, mucha necesidad de ambiente y Sergio hace una cosa muy chula cuando tiene algo de experiencia pero es muy acojonante cuando estas muy verde. Él delega, hace las páginas sabiendo que allí va haber un color y le deja espacio. Así que es genial para lucirte y participar en la obra pero es una pesadilla cuando tienes la página delante. Al principio, yo seguía siempre la misma metodología y siempre faltaba algo. Así que tuve que cambiar el chip y pasé a un estilo más pictórico ya que había aspectos que no podía hacer con un método ágil de máscaras y efectos como venía haciendo para Estados Unidos.

Sandoval. Venimos de un trabajo muy industrial de sacar adelante trabajo pero cuando ella y yo estábamos trabajando en Alma Cubrae nos lo tomamos muy en serio y el resultado es una obra bastante personal.

 

E.J ¿Cuándo está previsto que salga el segundo volumen? 

Sandoval. Este año. O al menos este año queremos terminarlo aunque no se publique.

 

E.J. ¿Os imaginabais ganar el Premio Popular del Salón del Cómic de Barcelona?

Mado. No (ja ja). No teníamos la sensación de popularidad. A ver, en todos los salones los chicos de Alma Cubrae montan un stand. Y siempre alrededor de ellos y de Sergio siempre hay gente. Entre el flipe por las armaduras y Sergio ha hecho muchas cosas muy pepinas como El Laberinto del Fauno o Hellboy así que por sí solo ya es una estrella y alrededor suyo hay siempre niños, señoras y padres.

 

E.J. ¿Siendo alumna pensaste que algún día serías profe de la Joso?

Mado. Para cuando acabé la escuela yo estaba trabajando así que no me dio tiempo asimilarlo. Aunque desde que el nombre Joso apareció en mi vida todo ha sido un camino de baldosas amarillas. No sé si alguien ha tenido suerte tan seguida en su vida como yo. Desde que estaba estudiando ya le decía a Josep María que quería trabajar en Escola Joso aunque fuera solo llevando cafés (ja ja). Yo lo que no quería era salir de aquí. Yo soy alumna de espíritu. Para siempre. Lo que me sorprendió fue volver y que volviera recomendada para ser profesora precisamente por mi profesor: Santi Casas.

 

E.J.  ¿Cuándo saliste de la Joso ya tuviste trabajo? ¿Qué le recomendarías a uno de tus alumnos que salen al mercado laboral?

Mado. El consejo es más bien para aplicarlo durante los años que estudie allí. La escuela no es un instituto. No solo conoces a gente sino que no sabes si el compañero que tienes al lado puede ser que sea quien te introduzca o ser tú el que le introduzcas en el mundo laboral o los dos sean los que acaben montando un sello juntos. El vínculo importante que estableces con los profesores, ya no te digo contactos, sino el tipo de apoyo que te pueden dar después se basa mucho en la relación personal. Una vez que acabas y ves el vértigo ahí del universo es primero aguantar y saber que es lo que quieres.

Sandoval. Yo siempre doy los mismos consejos. No desistas, no te deprimas y dibuja cada día. No puedes aflojar y tienes que dibujar siempre.

 

E.J. ¿El trabajo de colorista en España cada vez se revaloriza más?

Mado. El trabajo de colorista en el mundo cada vez se valoriza más. Hay una campaña abierta para que el trabajo del colorista se ponga en la categoría de autor. Un aspecto que han hecho los chicos de Alma Cubrae, que no viene de la editorial, es salir como autora porque ellos quisieron que el equipo, que habíamos hecho el cómic, constara a todos los niveles: en la portada, a nivel de derechos y propiedad intelectual.

Sandoval. Han mejorado bastante la posición, la relevancia y el respeto. De hecho, le quitas el color a Alma Cubrae y le faltan muchas dimensiones al cómic.

Leave a comment

*