Masterclass de Gustavo Rico y Jorge García (viernes) [+ entrevista]

Tras Azzarello vino Toni Fejzula, a quien ya entrevistamos por estos lares y, además, tenemos como profesor en l’Escola Joso. Finalmente, otro docente y su guionista fueron los encargados de clausurar la tanda de clases magistrales del viernes en este último Salón del Cómic de Barcelona: Gustavo Rico y Jorge García, quienes este 2016 han editado una colaboración que ha tardado siete años en gestarse: Los dientes de la eternidad.

Para empezar, es de recibo presentaros a sus dos autores: Gustavo Rico es uno de los más recientes fichajes de la escuela, y cuenta con una dilatada trayectoria como ilustrador, con experiencia en cartelería (donde ha firmado algunos de los pósters para conciertos y eventos más espectaculares de los últimos años) y publicidad, además de, como era de esperar, en el cómic, con Almanaque ilustrado del fin del mundo entre otros títulos. Actualmente, imparte el primer curso de Ilustración.

Jorge García, por su parte, es uno de los guionistas más alabados del país, y no solo por su impactante y más que recomendable Cuerda de presas (dibujada por Fidel Martínez), sino también por Las aventuras imaginarias del joven Verne (con Pedro Rodríguez en el dibujo), que le valió una nominación como Mejor obra juvenil por parte del Festival de Angoulême.

Así las cosas, de la unión de semejantes talentos se empezó a gestar siete años atrás Los dientes de la eternidad, una obra ambientada en el mundo vikingo y que derrocha fantasía y crudeza a partes iguales. Lógicamente, las comparaciones con la popular serie Vikings no se han hecho esperar, por eso es uno de los primeros temas que se tratan en la clase magistral: Josep Mª Polls, jefe de estudios de la Joso y maestro de ceremonias en estas charlas, les inquiere al respecto, y es ahí cuando Jorge revela la antigüedad del proyecto y la inspiración de éste por el concepto del Ragnarok.

Comparativa del propio Gustavo Rico entre el dibujo de una de sus páginas y los fotogramas de los filmes de Hrafn Gunlaugsson, los cuales le sirvieron de inspiración y referencia a la hora de caracterizar personajes.

Comparativa de Gustavo Rico entre el dibujo de una de sus páginas y los fotogramas de los filmes de Hrafn Gunlaugsson, principal referencia a la hora de caracterizar personajes.

En esa misma línea, y para que no quede duda alguna sobre lo ajeno de la obra respecto a la serie de marras, Gustavo nos comenta sus principales referentes e inspiraciones visuales, que van desde Hrafn Gunnlaugslow (y su trilogía vikinga compuesta de: Hrafninn flýgur (When the Raven Flies) (1984), Í skugga hrafnsins (In the Shadow of the Raven) (1988), Hvíti víkingurinn (The White Viking) (1991)) a la estética psicodélica de los años sesenta y setenta, con Yellow Submarine como ejemplo. De hecho, también cita a artistas autóctonos que cultivaron ese mismo estilo y a los que ha observado atentamente para diseñar los personajes y conceptos de Los dientes de la eternidad; ellos son Miguel Calatayud y José Ramón Sánchez.

Una vez zanjado el asunto de las inspiraciones, empieza la masterclass propiamente dicha, versando sobre el proceso de creación de una página: primeramente, Jorge nos muestra parte del guión de la obra, muy detallado y denso, que le entrega a Gustavo junto con los storyboards de las páginas. Estos storyboards iniciales dibujados por el propio guionista son desarrollados posteriormente por Gustavo, quien, tras documentarse, empieza a convertirlos en lo que será el trazo definitivo. El siguiente paso es separar los colores y empezar a realizar pruebas; Rico prefiere disociar personajes y fondos, por lo que aunque todo el coloreado es manual trabaja en hojas diferentes que luego superpondrá mediante uno de los pocos procesos digitales de la obra: el escaneo y edición en Photoshop.

Entre ejemplo y ejemplo de distintas versiones y pruebas descartadas de algunas páginas, el dúo reconoce que el proceso se dilató tanto debido a que, excepcionalmente, fueron creando Los dientes de la eternidad sobre la marcha, con todas las consecuencias que ello comporta: la evolución y cambios gráficos a lo largo del tiempo por parte de Gustavo, que se veía obligado a desechar y rehacer páginas iniciales para adaptarlas al estilo más reciente que había decidido dar al conjunto.

Finalmente, y una vez terminada la demostración de cómo se hace una página y su modus operandi, las preguntas por parte del público fueron escasas, bien por la hora (ya quedaba poco para que el Salón cerrase sus puertas), bien porque ambos fueron bien generosos en detalles y explicaciones a lo largo de la clase magistral, dejando resuelta cualquier posible duda.

De todos modos, no vamos a dejar pasar la ocasión de realizar algunas cuestiones a Gustavo y Jorge, por lo que aquí tenéis la entrevista que les realizamos una vez apagado el proyector:

 

David: Para todos aquellos que no han estado en vuestra clase magistral, qué les podéis decir sobre Los dientes de la eternidad para que le dediquen, como mínimo, una lectura?

Gustavo Rico: Creo que van a encontrar una historia que engancha bastante, cosa que de alguna manera echo en falta en el mundo de los cómics. Además, también encontrarán una estética potente y que puede conectar con muchos tipos de lectores a través de la música pop.

Jorge Garcia: Los dientes de la eternidad es una historia de redención. Un personaje que ha traicionado a un amigo y busca pagar dicha traición para, hacia el final del álbum, poder mirarse a la cara. Todo ello envuelto en una historia de vikingos en la que confluyen dos tradiciones literarias distintas: por un lado las sagas islandesas, biografías verídicas de hombres de la zona allá por el siglo X, y por otro lado, la mitología nórdica, sus dioses y la idea del Ragnarok, una especie de apocalipsis en la que las deidades van a morir.

A muy grandes rasgos es eso, pero también es una obra de artesanía y amor, de dos tipos con pequeñas desconexiones neuronales (risas) que nos hemos empeñado en terminar una historia que nos ha llevado siete años.

D.: Precisamente durante la charla habéis hablado sobre el proceso de elaboración de la obra y cómo la habéis hecho sobre la marcha. ¿Qué metodología recomendaríais a todo dibujante o equipo creativo a la hora de hacer un cómic?

G. R.: Lo primero, tener un argumento más o menos cerrado. Puedes tener cierta permisividad a la hora de incorporar o eliminar cosas.

Luego, respecto a la propia metodología de trabajo, nosotros ya nos conocíamos y hemos ido conociéndonos más a lo largo del tiempo, así que sabemos lo que uno va a responder y qué clase de trabajo va a entregar, pero es esencial que haya mucho feedback y comunicación entre ambos autores.

D.: ¿Respecto al trabajo, qué os traéis entre manos o qué planes inmediatos tenéis tras Los dientes de la eternidad?

J. G.: Ahora tenemos un par de proyectos en mente, dos argumentos bastante cerrados. Uno es una historia de vikingos, pero no como ésta, una epopeya, sino más bien un cuentito, un álbum de 48 páginas, más parecido a un cuento de Rudyard Kipling.

La otra es una saga bastante más ambiciosa en la que tocaríamos el tema del Ciclo Artúrico pero de una manera bastante particular.

G. R.: Con elementos de ciencia ficción, futuristas, glam rock incluso… (risas).

J. G.: Nos llevaría más tiempo, pero lo que tenemos claro es que no volveremos a trabajar sobre la marcha, que eternizó el proceso.

paginas nuevo proyecto gustavo rico

Aquí tenéis unas de las primeras páginas que Gustavo ha colgado del nuevo proyecto sobre el Ciclo Artúrico que está realizando junto a Jorge García.

D.: Jorge, tus guiones han sido plasmados en viñetas por multitud de nombres; ¿Qué es lo que más valoras, como guionista, de un dibujante?

J. G.: Valoro bastante que no tengan un estilo cerrado; esa especie de pátina que tienen algunos dibujantes por la que todo lo dibujan igual. Prefiero que sean personales, que el dibujo sea suyo pero que se adapte a cualquier obra, como los actores del método a la hora de interpretar una obra.

Aparte, con la mayoría de dibujantes con los que mejor he trabajado me unía una gran amistad, como con Gustavo, Pedro Rodríguez (nos nominaron en Angouleme por Las aventuras del joven Verne) o Fidel Martínez, que son muy diferentes en su estilo pero los tres espectaculares y, sobre todo, unos grandes amigos.

D.: Y tú, Gustavo, como dibujante y que en esta obra ha echado mano de unas referencias muy definidas, ¿Qué referentes recomendarías a todo ilustrador para que les echase un vistazo?

G. R.: Uf, un montón. Más que un nombre en concreto, les recomiendo que tengan curiosidad por cualquier tipo de dibujantes, bien sean de cómic, ilustración, etc. Incluso por todo tipo de géneros y artes, de vanguardia, medievales, manga, superhéroes, etc. Soy muy ecléctico en ese sentido.

D.: También eres profesor de Ilustración en la Joso, ¿Además del propio temario de la asignatura qué intentas inculcar en tus alumnos?

G. R.: Precisamente una de las cosas que intento inculcarles es que sean muy abiertos, y luego que la ilustración sea algo pensado: que aprendan a dibujar y, al mismo tiempo, a pensar qué es lo que están dibujando.

D.: El proceso de este cómic ha sido sobre todo manual. ¿Ha sido por alguna ventaja respecto a lo digital?

G. R.: No, no veo ninguna ventaja, simplemente los resultados son diferentes; lo que te da lo manual es difícil de conseguir con el digital y viceversa. En este caso yo me sentía más cómodo haciéndolo manualmente.

masterclass gustavo rico jorge garcia 1

Gustavo Rico y Jorge García, comentando una de las versiones de las páginas de Los dientes de la eternidad.

D.: ¿Jorge, en todos estos años como guionista, cuál ha sido el mejor consejo recibido?

J. G.: ¡Que no me dedicara a esto! (risas). No, en realidad creo que el principal problema de los guionistas es que hasta hace poco no existía una formación reglada o maestros sobre guiones de historieta. Todo lo aprendido ha sido observando a los autores que me interesaban, por lo que pocos consejos he podido recibir. De todos modos, lo que les diría es lo que intento aplicarme, y es que cuando la gente lee personajes que he creado pueda percibir ciertos dejes o aspectos de mi personalidad, que esos personajes no sean un mero telón de fondo. Realizarme un poco a través de la escritura de guiones. Quizás sea el mejor y a la vez peor consejo que me he dado, ya que puede conducirte al suicidio profesional…

También les diré que siempre sepan de antemano cómo empieza y como acaba su historia y, en todo caso, qué es lo que ocurrirá a grandes rasgos en medio, para no verse atrapados en una maraña de la que es muy difícil salir airosamente.

D.: ¿Y como profesional y docente de la ilustración, cuál es el mejor consejo que podrías dar a todo aquel que quiera dedicarse a ello, Gustavo?

G. R.: Lo primero, imaginación al poder. Segundo, que no se corten a la hora de crear cualquier obra. Tercero, que cualquier elemento es válido siempre y cuando uno piense lo que está haciendo y sea capaz de justificarlo.

D.: Pues hasta aquí todo. Un placer vuestra clase maestra y, por supuesto, gracias por la entrevista. ¡Esperamos con ansia nuevo material vuestro!

G. R. y J. G.: ¡Gracias a vosotros!

Leave a comment

*