Noiry en el XXII Salón del Manga

 Desde hace años, publicar manga a nivel estatal es una realidad: tenemos autores sobradamente capacitados y una cantidad de público cada vez mayor, como atestigua la multitud que congrega el Salón del Manga año tras año. Una de las más interesantes exponentes de este fenómeno editorial es Noiry. Artista multidisciplinar, que ejerce tanto como colorista, como ilustradora o, para el caso que nos ocupa, mangaka, con varios títulos en el mercado de la mano de EDT (antigua Glenat), es la prueba de que si se quiere, se puede.

¿Pero y el cómo? Pues algo de ello nos explicó en la masterclass que impartió en el escenario de l’Escola Joso dentro del XXII Salón del Manga, desde lo más técnico hasta organización y métodos de trabajo. ¡De todo ello os traemos una crónica para que toméis buena nota!

Marian Company, profesora de manga de l’Escola Joso es la encargada de presentar a Noiry, quien, desde el escenario y armada con un Mac, arranca su clase magistral con los aspectos más técnicos que deben tenerse en cuenta a la hora de realizar un proyecto de cómic manga:

Aspectos técnicos

Noiry recomienda crear una plantilla con las medidas y elementos imprescindibles en el software que utilicéis para trabajar. Es decir, se trata de un documento con los márgenes de seguridad y el sangrado de las páginas, así como con la resolución. En su caso, para hacer páginas de manga el formato ideal es de A5 (148 x 210 mm), al que debemos añadir el sangrado, que es la línea por la que la guillotina cortará la hoja y cuyo tamaño ya nos indicarán el editor o impresor, pero suele oscilar entre los 3 y los 5 mm. Eso sí, no dejéis de dibujar o colorear antes de la línea de sangrado, ya que si por azares del destino la guillotina corta un milímetro atrás de la línea quedará un espacio en blanco.

El margen de seguridad es el espacio que hay antes del sangrado, y jamás debe contener ningún elemento de la viñeta importante, como tampoco texto. Únicamente puede haber algún asomo de dibujo totalmente accesorio; por ejemplo, pelo que sale de la viñeta, o si esta no tiene marco y el dibujo llega hasta el sangrado. Es obvio que el margen debe ser del mismo tamaño en todas las páginas del cómic.

Noiry, durante la masterclass. En pantalla, un ejemplo de plantilla para páginas de manga.

Noiry, durante la masterclass. En pantalla, un ejemplo de plantilla para páginas de manga.

Respecto a la resolución, si se trata de una ilustración a color, con que esté entre los 150 y los 300 píxeles por pulgada ya es suficiente. Sin embargo, si se trata de algo en blanco y negro, como es una página de manga, hay que escanearlo a una resolución de 1200 ppp.

Una vez guardada la plantilla con las especificaciones técnicas, tan solo tenemos que abrir el archivo cada vez que queramos hacer una página o ilustración y arrastrar la imagen escaneada sobre ella para empezar a trabajar sin tener que preocuparnos del aspecto técnico.

Pero no solo de software vive el dibujante, y la propia Noiry mostró originales hechos a mano en los que ha aplicado la misma plantilla en todas las páginas. Todo es cuestión de organizarse al principio del proyecto.

¿Cómo hago el dibujo?

La recomendación es clara: haz el dibujo con un lápiz azul y, una vez estés satisfecho con él, procede a entintar encima. ¿Por qué lápiz azul? Porque es muy fácil de eliminar en Photoshop o cualquier otro software similar mediante las herramientas de canales y umbral, quedándonos únicamente el negro del entintado.

Respecto al entintado, siempre apuesta por el tradicional o digital mediante tableta. ¿Recurrir a vectores para que quede el trazo más limpio? Noiry lo ve innecesario, ya que sacrificas cierta vida y dinamismo del dibujo. Aún así, si lo vectorizas y estás satisfecho con el resultado, adelante. Al final, lo importante es cómo queda una vez impresa la página.

Cómo aplicar tramas y grises en el manga

Ambos son aspectos esenciales en cualquier página de manga, pero debemos tener en cuenta un par de puntos clave:

Primeramente, Noiry es tajante en que hay que aplicar las tramas con la página en su tamaño final; ni más grande ni más pequeña, ya que al redimensionarla una vez aplicadas, estas se corrompen y queda un efecto moaré.

Segundo, podemos crear nuestras propias tramas a partir de masas de gris, pero siguiendo una serie de precauciones. En primer lugar, convertimos la capa de gris a mapa de bits en modelo de semitonos, y a continuación definiremos el tamaño del punto de la trama con una lineatura de entre 85 y 100 líneas/pulgada, a 45º y forma redonda. Aunque, por supuesto, podéis experimentar con otras medidas y ver cómo queda. Lo que sí es importante es que no queden tan juntos los puntos que se vea todo gris o, directamente, dejemos la masa de gris tal cual, ya que a la hora de imprimirlo se verá como una masa de negro, destrozando el dibujo.

Por otro lado, podéis trabajar con diferentes escalas de grises; cuanto más claro es el gris, más espaciado aparece el punto de la trama, y viceversa. Pero no os excedáis de un 50% de negro, o también quedará como una mancha de negro que estropeará la página. Para empezar a trabajar con escalas de grises, Noiry recomienda usar tres porcentajes: de entre un 10-15% de negro, un 30% y un 40%. Así evitaréis estridencias y complicaciones.

Otra captura de la autora durante su clase magistral.

Otra captura de la autora durante su clase magistral.

Formación para autores de cómic

Preguntada por si ve necesaria la formación para ser un buen dibujante de cómics o eso puede lograrse de forma autodidacta, está claro que puede lograrse por uno mismo, pero la experiencia que adquieres en un entorno de dibujantes y la ayuda que te brindan los profesores son irremplazables y agilizan el proceso.

De hecho, recuerda uno de los mejores consejos que le dio uno de sus profesores, y es que no tuviera miedo a la hora de explotar el color, que siempre era muy comedida y no se atrevía a saturar las tonalidades. Una vez perdió ese temor, sus coloreados ganaron mucha vida.

Para terminar con esta clase magistral, era de recibo preguntarle a Noiry en qué proyecto se encuentra trabajando. Por lo pronto, nos ha adelantado que se halla involucrada en Pussy Crazy, un grupo de autoras que pretenden lanzar una serie de cómics para un público femenino.

¡Así que ya sabéis, chicas o no, seguid con atención la trayectoria de Noiry, calidad y maestría aseguradas!

Leave a comment

*