¿Qué fue de…? Entrevista a Javi Rey

Casualidades, pero algo tan, a priori, aleatorio como es el lugar de nacimiento puede ser un indicativo de por dónde van a ir los tiros a lo largo de la vida de esa persona. Podría ser el caso de Javi Rey, nacido en Bruselas y quien, casi tres décadas después, empieza una prometedora carrera como dibujante para el mercado franco-belga.

Pero no deja de ser una mera coincidencia, porque basta con echar un vistazo a sus ilustraciones y páginas para darse cuenta que su éxito no tiene nada de azaroso: un trazo amable, una paleta de colores perfectamente elegida, una narrativa estupenda y una capacidad de trabajo que cada día va a más son las claves de que Javi ya vaya camino de su segunda BD, Un maillot pour l’Algérie, prevista para el próximo 2016, de la mano de algunos de los más importantes guionistas galos.

El que también sea coincidencia o anécdota que, tras finalizar sus estudios universitarios, pasase por l’Escola Joso y realizase el curso de Art Gràfic, lo dejamos a vuestra elección; no nos vamos a tirar (tantas) flores.

Lo que sí está claro es que cualquiera puede aprender importantes lecciones y consejos de la entrevista que hemos realizado a uno de los talentos más prometedores que han salido de estas aulas: Javi Rey.

David: ¡Buenas, Javi! ¿Qué estudios cursaste en la Joso, cuándo y qué recuerdos guardas de esos años?

Javi Rey: Hola David, encantado de saludarte. Estudié Art Gràfic entre los años 2003 y 2007, y fueron unos años geniales en los que conocí a un montón de gente que a día de hoy siguen siendo grandes amigos. Pero por quedarme, me quedo con dos cosas de esos años: la primera es que gracias a las influencias de compañeros y profesores entendí que quería dedicarme a hacer tebeos. Yo entré en la Joso con la intención de aprender a dibujar y salí con la decisión firme de querer contar historias. Y la segunda, que al ver los trabajos de algunos de mis compañeros, se generaban en mi unas ganas enormes de trabajar mucho para mejorar día a día. Creo que esta competencia sana entre compañeros es de lo mejor que tiene la escuela.

Ilustraciones de Javi Rey

Ilustraciones de Javi Rey

D.: ¿Y en estos ocho años que han pasado desde que terminaste tus estudios en la Joso, qué has hecho profesionalmente?

R.:Justo después de terminar la Joso, en 2007, entré a trabajar como dibujante de pre-producción (diseño de personajes y fondos) paraYANQUIPAY, un estudio de animación de Barcelona. En concreto estuve trabajando en una serie de animación titulada 240, el nen clònic, producida por TV3. La producción de la serie terminó, y empecé a trabajar para Digital Text, una editorial de libros de texto digitales.

En 2010 acabó mi etapa en la editorial y estuve preparando proyectos enfocados a entrar en el mercado franco-belga de la BD, además de haciendo algunos trabajos como freelance, principalmente como storyboarder, hasta que en el Salón del cómic de 2011, a raíz de una cita con un editor francés, se abrió la posibilidad de ser el dibujante de un libro guionizado por Frank Giroud. Finalmente esta opción se concretó y empecé a dibujar lo que ha sido mi primer tebeo : ¡Adelante!, editado por DUPUIS.

Y bueno, en 2014, ya terminado ¡Adelante!, empecé a trabajar en el proyecto que tengo ahora entre manos. Un tebeo editado por DUPUIS también y guionizado por Kris y  Bertrand Galic y que espero terminar a finales de 2015.

 

D.: ¡Vaya, no has levantado el pie del acelerador! Pero empecemos por los primeros trabajos; ¿Cómo fue la experiencia de trabajar en un estudio de animación? ¿Era el campo que estabas buscando o surgió por casualidad?

R.:Yo lo que quería era hacer tebeos. Explicar historias. Pero cuando terminé la Joso no me cerraba ninguna puerta, ya que mi intención era ganarme la vida dibujando.

Fue el propio estudio quien contactó conmigo. Creo que vieron una historia mía en uno de los libros colectivos que por entonces editaba el gran Santi Navarro.

Fue una formación en primera línea de combate: tuve que ponerme las pilas con la Wacom, el Adobe Illustrator, trabajar rápido para ajustarme a los plazos de entrega… Y no solo a nivel práctico ¡Tuve que hacerme autónomo y entrar en el maravilloso mundo de la burocracia! Eran muchas horas de trabajo y resultaba duro adaptarse al estilo que requería la serie, pero supongo que también aprendí de eso. En definitiva, fue bonito estar dentro de todo ese proceso cuyo resultado final es la suma del trabajo y esfuerzo de tanta gente. No me importaría repetir.

 

D.: Luego vino el trabajar como ilustrador para una editorial de libros de textos y, finalmente, ¡El salto al mundo del cómic! ¿Cómo eran los proyectos que habías preparado para el mercado francés?

R.:Estaban muy verdes, bueno, yo estaba verde.. Buscaba mi estilo de dibujo, mi tipo de narrativa, el tipo de historias que quería explicar … Pero necesitaba todas esas páginas que hice para empezar a encontrar mi sistema de trabajo.

Lo más difícil de preparar proyectos es tener que hacerlo con las energías que le quedan a uno después de estar con otros trabajos alimenticios. Pero es importante hacer muchas páginas. Creo que es así como se va encontrando el método de trabajo, el estilo y todas esas cosas. Presentarse a concursos también es un buen aliciente. Además d ponerse fechas límite para tener preparados proyectos para, por ejemplo, los salones de cómic de Angouleme o el de Barcelona.

En mi caso, intenté hacer alguna historia por mi cuenta, pero si para dominar el dibujo hace falta tiempo, para la escritura ni te cuento, por lo que colaboré con guionistas amigos y me puse a trabajar. Finalmente, ninguno de aquellos proyectos llegó a cuajar pero me curtieron como dibujante.

 

D.: La entrevista  con el editor es un momento clave en la carrera de un dibujante, y muchos le tienen auténtico pánico. Con la perspectiva que te ha dado el tiempo y la profesionalidad, ¿Qué errores crees que cometiste en las entrevistas y qué le aconsejarías a cualquier dibujante novel a la hora de tratar con un editor?

R.:Creo que lo más importante es ir al editor adecuado, conocer el catálogo de su editorial y ver si lo que publica está en la línea de lo que uno quiere hacer. Esto implica una observación previa antes de enseñar tu proyecto.También es bueno no acudir con las expectativas de firmar un contrato editorial en esa cita. La mayoría de las veces es un primer contacto que, si va a la perfección, abrirá posibilidades de colaborar en el futuro. Si el editor demuestra interés por lo que haces, debes intentar cuidarlo manteniéndolo al día de tu evolución o de tus nuevos proyectos.

Ah, y si además de mover tu trabajo por el mercado español quieres hacerlo por el franco-belga o los Estados Unidos, pues tocará ponerse las pilas con el francés y el inglés, sin duda.

 

D.: ¿Y cómo fue la experiencia de trabajar con un guionista de la talla de Frank Giroud en tu primer cómic para el mercado francés?

R.:Frank me lo puso todo muy fácil. En todo momento me dio la confianza que necesitaba para tirar para adelante un primer tebeo. Me dio mi espacio y me trató desde el primer día como a un profesional, no como a un novato. Fue muy agradable trabajar con él.

Un maillot pour l'Algérie (Editions DUPUIS) Guión: Kris y Bertrand Galic Dibujo: Javi Rey / previsto para 2016.

Un maillot pour l’Algérie (Editions DUPUIS) Guión: Kris y Bertrand Galic Dibujo: Javi Rey / previsto para 2016.

D.: Actualmente estás trabajando en Un maillot pour l’algérie, con guión de Kris y Bertrand Galic. ¿Cambia mucho el método de trabajo de un guionista a otro? ¿Y qué nos puedes explicar/adelantar sobre esta obra en ciernes?

R.:Lo que más a cambiado he sido yo. Quiero decir que he ganado tablas y confianza en mi trabajo, por lo que cuando recibo el guión me siento más capaz de proponer todas aquellas ideas que me surgen para aportar algo a la escena. En este sentido, tanto Frank como Kris y Bertrand siempre están abiertos a escuchar mis propuestas.

Otro ejemplo es que con Frank siempre le enviaba el story de cada escena antes de pasar a la fase final. Ahora, con Kris y Bert, me veo en condiciones de afrontar directamente la escena y paso directo a la fase final. Es algo que antes necesitaba y que me vino muy bien para ir comprendiendo las reglas básicas de la narración de la BD. Pero uno va ganando confianza, es normal.

Sobre el nuevo libro, Un maillot pour l’Algérie es la historia de la formación del primer equipo de fútbol nacional argelino. En 1958, en plena guerra franco-argelina, un grupo de futbolistas argelinos que militaban en equipos de la liga francesa escaparon de Francia, dejando atrás sus plácidas vidas en la metrópolis para formar parte de un equipo cuyo objetivo sería dar a conocer la causa de la independencia de Argelia, por aquellas fechas colonia francesa.

Saldrá en 2016 en Francia y Bélgica. Lo edita Dupuis, como ¡Adelante!, y estará dentro de la colección AIRE LIBRE. Serán unas 118 páginas más un dossier histórico. Es una historia que mezcla política, historias personales reales y fútbol. Pero no el fútbol engominado y millonario de hoy, sino el fútbol a la antigua, que para mi resulta muy atractivo a nivel gráfico. Estoy, a día de hoy, a unas 46 páginas de terminarla.

 

D.: ¿Y más adelante, teniendo en cuenta lo que dices sobre aportaciones al guión, te ves con ganas de afrontar una obra al completo, como guionista y dibujante?

R.:Bueno, en la respuesta anterior me refería a aportaciones dentro de lo que el dibujante puede aportar: añadir o quitar viñetas, cambiar puntos de vista, elacting de los personajes, etc… Serían más aportaciones de director, no de guionista, hablando en términos de cine.

Dicho esto, me encantaría ser capaz de construir toda una historia yo solo. Guión y dibujo. Me gusta escribir y siempre tengo en mente intentar empezar un proyecto propio. Pero soy consciente de que aun es muy pronto. No hay prisa.

 

D.: Preparas algún otro proyecto simultáneamente a Un maillot pour l’algérie?

R.:Pues de momento hay algo hablado con Kris y Bertrand Galic, pero nada definitivo aun. Sí que intentaremos seguir los tres porque la experiencia está siendo magnífica.

Ilustraciones de Javi Rey

Ilustraciones de Javi Rey

D.: Ya son dos álbumes para el mercado francés: ¿Cómo es un día de trabajo de Javi Rey?

R.:Por lo general trabajo mejor por la mañana. Cuanto más temprano, mejor. Intento estar en la mesa no mucho más tarde de las 8:30 o 9h; y mi ideal serían las 7 de la mañana, pero es una lucha diaria contra el despertador. Algunas veces lo consigo…

Al principio me forzaba a estar un determinado número de horas trabajando, pero con el tiempo he aprendido a ser más flexible conmigo mismo y a entender un poco mejor mis estados de ánimo, o mi gestión de la energía y de la motivación. Si una tarde estoy espeso no me fuerzo a trabajar porque he aprendido que a la mañana siguiente, más fresco, todo irá bien.

Creo que lo único importante es estar motivado con el proyecto que tienes en la mesa (y no digo que motivarse a uno mismo sea cosa fácil). Si es así no cuesta ponerse a trabajar, despertarse por las mañanas para empezar la jornada o alargarla hasta la noche si es necesario.

 

D.: Y qué herramientas tradicionales o digitales sueles usar?

R.:Suelo trabajar con una Wacom todo el proceso digital. Tanto ¡Adelante!, como el libro que tengo ahora entre manos los he hecho así; cuando me llegó la oportunidad de dibujar ¡Adelante! decidí usar el sistema de trabajo que mejor conocía por mi experiencia profesional anterior: el digital. No quería añadir el factor “herramienta” a las numerosas dudas que suelen aparecer a cualquier novato al trabajar en un primer tebeo. Me sentí cómodo, noté una evolución en el transcurso de los dos tomos y cuando empecé el proyecto que tengo ahora en la mesa decidí continuar con el mismo sistema.

Suelo dibujar en papel también, pero nada con un objetivo claro. Lleno libretas de garabatos. Hojas llenas de caras y cosas raras. Dibujos como los que todos hacemos cuando hablamos por teléfono. Dicho esto, no tengo preferencia por ninguna de las dos herramientas. Ahora estoy la mayor parte del tiempo con lo digital, me siento más seguro ahí, pero quiero introducir en mi sistema de trabajo el papel. Estoy investigando. Ya veremos.

 

D.: ¿Y cómo es el proceso de creación de una de tus páginas?

R.:Pues todo el proceso es digital exceptuando elstory, que a veces sí lo hago en un papel aparte. Son solo garabatos, algo muy básico.

Luego hago el lápiz en un archivo donde intento maquetar ya todos los textos y después, en un archivo final, entinto la página con el lápiz debajo. Como si fuera una mesa de luz, vamos. En realidad es el mismo proceso de toda la vida pero en el PC.

Si tuviera que subrayar algo de mi proceso a la hora de hacer las páginas, es que le doy mucha importancia a trabajar siempre con los textos ya distribuidos y con su tamaño definitivo en la página. Nunca empiezo por dibujar y luego busco donde colocar los textos. De hecho, es más bien al revés, y muchas veces compongo la página a partir de la distribución de estos.

 

D.: ¿Y qué autores han sido y/o son tus principales referentes en cuanto a dibujo o narrativa?

R.:Hay muchos, y algunos son más evidentes que otros en cuanto a su influencia sobre mi trabajo. Además, aunque muy pocos abandonan la lista, la intensidad de mis visitas a sus obras va cambiando según la época. Te nombraré aJuillardBonhommeJordi LafebreJaime MartinPellejeroLaxBaruGuibertPeetersMicheluzziTothSpringerMoebiusDodierPrattPradoGipiBaudoin

 

D.: ¿Y qué cómics te han influenciado más y, ya que estamos, recomendarías a todo aquel que quiera aprender más sobre cómo hacer cómic?

R.:Hay mil maneras de narrar, de dibujar, de contar historias… Cada uno debe buscar los autores que le inspiran dentro del inmenso abanico de obras publicadas. No me atrevo a decirte un título que pueda servirle a todo el mundo para aprender algo más sobre cómo hacer cómics… Aunque en mi caso,Trazo de tiza de Prado fue la obra que me hizo mirar al cómic con otros ojos.

Luego hay otros tebeos que están en la zona de favoritos de mi expedit que son: Piero de Baudoin y S. de GipiLa guerra de Alan de Guibertl’Aigle sans orteils deLaxRabioso de Baru, entre otros.

Ilustraciones de Javi Rey

Ilustraciones de Javi Rey

D.: Se te ve muy a gusto en el mercado francés; ¿Tienes pensado probar en algún otro, como el estadounidense?

R.:De momento es en el mercado franco-belga donde tengo la posibilidad de dibujar historias. Y historias que me apetece dibujar, lo cual es una gran suerte. ¡Espero que dure!. No soy lector de super héroes y me costaría mucho entrar en ese mercado, por lo que no creo que pudiera encajar dentro del mercado estadounidense.

 

D.: ¿Y volver puntualmente al campo de la ilustración o la animación?

R.:Siempre que puedo, intento compaginar el trabajo el hacer comics con cualquier otro encargo. Ilustración o cualquier cosa.

 

D.: Para ir acabando, ¿Qué consejo y/o aprendizaje de todos estos años de experiencia compartirías con los lectores?

R.:¡Que conste que me veo como alguien que empieza!. Pero bueno, es cierto que alguna cosa he aprendido en estos pocos años.

A alguien que empieza ahora le diría que haga páginas, muchas. Que hacer una historia corta, de ocho o diez páginas, le hará aprender más que dibujar una misma página cuatro veces. Sí, creo que este sería mi consejo: hacer muchas historias cortas para aprender a narrar. De esta manera uno puede ir viendo qué temas le interesan, cuál es su forma de explicarlos y, sobre todo, va cogiendo tablas. El dibujo es muy importante, pero creo que es importante poner narración y dibujo al mismo nivel e ir mejorando en ambos a la par.

 

D.: Pues muchísimas gracias, además de por este último consejo, por toda la entrevista, Javi. Esperamos poder disfrutar pronto de Un maillot pour l’Algérie, aunque los más impacientes por ver nuevas páginas tuyas pueden saciarse con tu participación en Webtrip.

¡Es todo un orgullo para la escuela el que artistazos como tú hayan pasado por ella!

R.:Gracias a vosotros. ¡Un abrazo!

1 comment

Leave a comment

*