Sandra Díaz y Míriam Bonastre en el XXII Salón del Manga

La mayoría de alumnos de l’Escola Joso aspiran a trabajar para cuatro mercados: el estadounidense, el francés, el japonés o el español. Cierto es que, obviando el último, estamos hablando de los tres epicentros del cómic a nivel mundial, pero siempre hay nuevos mercados emergentes con empresas y editoriales ávidas de dibujantes. Prueba de ello es que dos ex alumnas, Sandra Díaz y Míriam Bonastre se ganan estupendamente la vida en el mercado online a través de la plataforma coreana Webtoons.

¿Cómo han llegado hasta esa envidiable posición?, ¿Qué tipo historietas busca esa empresa asiática?, ¿Qué es necesario para publicar en Webtoons? A todas estas preguntas y más nos respondieron en el escenario de l’Escola Joso en este XXII Salón del Manga, donde dieron una charla y clase magistral sobre su método de trabajo y que, a continuación, os reproducimos:

Josep Maria Polls, jefe de estudios de l’Escola Joso, fue el encargado de ir realizando una serie de preguntas a Míriam y Sandra a partir de las cuales estructuraron la charla, además de las cuestiones que les plantearon los asistentes.

Josep Maria: Para empezar, ¿Qué es Webtoons?

Míriam Bonastre: Es una plataforma coreana para leer cómics en dispositivos móviles.

Sandra Díaz: El mercado de cómics en Corea es enorme, similar al de Japón, pero con muchísima presencia digital y, al mismo tiempo, ramificaciones en merchandising, series de televisión y todo tipo de derivados.

Míriam: En el caso de Webtoons, que es la líder en su sector, adaptan el cómic a todo color y en formato vertical para leerlo deslizando la pantalla táctil de arriba a abajo, lo cual facilita muchísimo la lectura en móviles, que es el dispositivo para el que está pensado. Aunque también puede leerse en PC o tablets.

En 2014, la empresa decide expandirse en los mercados occidentales, especialmente el estadounidese, y lanza una versión en inglés de Webtoons (app y web), que es para la que nosotras publicamos. Es decir, no trabajamos específicamente para el mercado coreano.

Sandra: Sí, han apostado y siguen apostando muy fuerte por autores internacionales que pueden leerse en todo el mundo, pero en Corea, precisamente, tienen la versión Coreana con otras obras enfocadas más al público autóctono.

Míriam: Exacto. Webtoons es gratuito, está en inglés además de en otros idiomas, y muchos de los fans de las series que publican las traducen al castellano. Además, las actualizaciones son prácticamente diarias debido a la cantidad de cómics que hay.

J. M.: ¿Y cómo descubrísteis Webtoons?

Míriam: Lo descubrí por casualidad, navegando por Internet. Vi que convocaban un concurso, me presenté y, aunque no gané, seguí publicando mi cómic en Webtoons. Por lo visto les gustó y al mes me contrataron para publicar semanalmente y bajo contrato.

Sandra: Tras ver el caso de Míriam, decidí presentarme al concurso. En la primera intentona no gané, pero volví a intentarlo y quedé en segundo lugar, lo cual, además del premio, me valió un contrato con ellos.

J. M.: ¿En qué consiste el concurso de Webtoons?

Míriam: Aproximadamente cada seis meses convocan un concurso de temáticas concretas. Por ejemplo, en el que se presentó Sandra, que estaba apadrinado por Stan Lee, buscaban historias de superhéroes, pero también los hay de temática fantástica, de acción, etc. En esta clase de convocatorias buscan artistas que, además de la calidad o gancho de sus historias, sean capaces de publicar semanalmente, quizás el aspecto más duro de todos. Eso sí, los premios son jugosos, además de la remuneración económica, puedes firmar un contrato con ellos.

J. M.: ¿Entonces Webtoons está pensado para que todo el mundo pueda publicar y/o participar?

Míriam: Depende. Hay la sección Discover, en la que los cómics publicados son amateur, sin pretensión comercial y con el ritmo que los autores deciden. A mí me cogieron de esta sección al ver que había un buen feedback con los lectores.

Sandra: La sintonía con los lectores es muy importante y, además, agradable, ya que la gran mayoría de críticas y comentarios son positivos.

De todos modos, respecto a lo de publicar en Webtoons, hay que ser muy consciente de los tiempos, el proyecto que tienes en mente y el estilo gráfico que usarás. Creo que mi obra fue elegida porque no había nada parecido en su catálogo en ese momento, así que os recomiendo que le echéis un vistazo antes por si descubrís un espacio por explotar.

Míriam: Exacto. Lo más duro es la periodicidad semanal. Pero sin duda, no es imposible. Cada mes seleccionan un nuevo autor, pero si queréis probar de un modo más rápido, intentadlo en el concurso, que los ganadores casi siempre suelen fichar para Webtoons.

Una de las primeras viñetas de Hooky, de Míriam Bonastre.

Una de las primeras viñetas de Hooky, de Míriam Bonastre.

J. M.: ¿De cuántos lectores estaríamos hablando en vuestro caso?

Míriam: Pues de unos 20.000 lectores y cerca de 2000 likes semanales, aunque a mí me ha costado 75 capítulos llegar a esta cifra.

Sandra: Sí, más o menos estamos en esos número, aunque en Corea las cifras son mucho más elevadas para los cómics más populares, que consiguen unos 60.000 likes cada semana.

J. M.: Bueno, y habladnos sobre vuestros cómics. ¿De qué tratan?

Míriam: Hooky, que es como se llama, versa sobre dos hermanos mellizos, de 12 años, que son brujos. Pierden el bus que les tenía que llevar a la escuela de magia y, a partir de ese momento, se ven involucrados en una batalla entre los brujos y sus enemigos. No puedo contar más porque cometería spoilers, pero se trata de una historia de acción y magia.

El target inicial era de jóvenes de 14 años, pero he ido oscureciendo la historia, por lo que la edad media ha aumentado.

Sandra: Mi cómic, Supersonic Girl, trata sobre la vida cotidiana de una superheroína, y está formado a base de pequeñas historias en las que veremos distintos villanos bastante cómics enfrentarse a la protagonista. Es, básicamente, acción con toques de humor.

J. M.: Tendréis una método de trabajo a la hora de realizar vuestras historias. ¿Podríais explicárnosla a modo de masterclass?

Míriam: ¡Por supuesto! Básicamente, sigo una serie de pasos que os voy a detallar:

  1. Primeramente creo el storyboard en pequeño y bastante sucio, sin necesidad de redactar previamente el guión ni realizar anotaciones, ya que lo tengo en mente y ya me entiendo.
  2. A continuación, mediante la Cintiq, empiezo a dibujar el boceto digitalmente.
  3. Posteriormente lo entinto digitalmente. Suelo hacer el entintado de color.
  4. Siguiendo con la fase cromática, añado los colores planos. Me gusta añadir detalles en los fondos, pero para no recargar simplifico con los colores, que como he dicho son planos, y en los personajes.
  5. Luego vienen los sombreados. Aquí hay que tener cuidado de no excederse, ya que son capítulos semanales y no te da tiempo de hacer un acabado muy detallado. De hecho, piensa que lo van a ver en un móvil, así que muchos de esos detalles ni se apreciarían.
  6. Finalmente, añado los textos en inglés, que previamente he pasado en castellano a una traductora. Que no me desenvuelvo mal en inglés, pero no me arriesgo a que haya algún error en el texto, ya que es otra parte esencial de la historia.

Es importante planificarse bien, ya que te exigen un mínimo de 20 viñetas semanales, aunque si eres un tanto perfeccionista como yo, acabas haciendo 40…

Sandra: Mi método de trabajo no se diferencia apenas del de Míriam. En todo caso, lo único destacable al respecto es que en el storyboard me gusta añadir los globos con los textos.

J. M.: ¿Teníais toda la historia planeada desde un principio o vais creándola sobre la marcha?

Míriam: Aproveché unos personajes brujitos que ya había hecho para el Inktober de ese año, e ideé historias para ellos. Aunque la idea y estructuras base ya las tenía pensadas desde un principio. Eso sí, para generar más material iba apuntando mediante viñetas en una libreta todas las ideas y añadidos que se me ocurrían.

J. M.: Imagino que el formato vertical os habrá afectado al a hora de narrar las historias.

Sandra: Te ves obligada a no caer en el formato cómic y pensar en la claridad de lectura para un dispositivo como el móvil. Piensa que los editores buscan algo apropiado que, ante todo, pueda leerse cómodamente.

Míriam: Me costó muchísimo acostumbrarme. Había hecho narrativa manga y europea en l’Escola Joso. Las primeras páginas las hice en formato cómic y luego las recorté. Pero cuando te acostumbras le puedes sacar muchísimo partido. Hace unos meses experimenté con una escena de batalla en una sola viñeta que se alargaba e incluía todos los elementos, y el resultado era muy satisfactorio.

J. M.: ¿Pueden imprimirse?

Míriam: El formato lo dificulta bastante, aunque me consta que en Corea sí los adaptan al papel.

Sandra: Exacto. Lo dibujan en formato cómic y luego lo retocan para Webtoons, pero por lo general solo lo hacen los más populares.

supersonic

J. M.: ¿De qué tipo es el contrato que os hacen?

Míriam: Son contratos de tres meses y los van renovando a medida que cumples con tus compromisos. Te dan de alta como obra y servicio, aunque os recomiendo acudir a un gestor para solucionar cualquier duda.

Sandra: Cobras por capítulo, es decir, semanalmente, y debo decir que el sueldo es muy bueno.

J. M.: ¿Os dedicáis por completo a vuestro trabajo en Webtoons? Es decir, con jornadas de ocho horas o más.

Míriam: Sí. Para que te hagas una idea, cuando empecé a trabajar con ellos estaba en tercero de Art Gràfic de l’Escola Joso, y más o menos pude compaginarlo con los estudios. Sin embargo, al año siguiente tuve que dejar las clases porque me resultaba imposible: curraba seis días a la semana ocho horas o más. Ahora he conseguido reducirlos a cinco, aunque de muchas horas…

Sandra: Empecé en cuarto de Art Gràfic y aunque no podía ir siempre a clase, acabé el curso.

J. M.: ¿Os habéis planteado formar un equipo o pedir ayuda a un entintador o colorista?

Sandra: Hay autores de Webtoons que tienen colorista, guionista, etc. Nosotras lo hacemos solas. Por supuesto que me lo he planteado, pero prefiero encargarme yo misma.

Míriam: En Corea son habituales los equipos de dibujantes, como en Japón. En mi caso, tiro de traductora, pero me veo más cómoda trabajando sola. No obstante, no descarto delegar el color plano en un futuro.

J. M.: Ambas habéis sido alumnas de las dos ediciones de Fem còmics al Japó. ¿Cómo compaginásteis vuestro trabajo en Webtoons con la experiencia?

Míriam: ¡Las pasé canutas! Tuve que compatibilizar Hookie con realizar un manga de diez páginas en quince días, y solo os digo que me pasé toda la noche de regreso en el aeropuerto acabando el capítulo como buenamente pude.

Sandra: Conociendo la experiencia de Míriam, me curé en salud y les pedí un parón vacacional. No me pusieron objeción alguna, son muy flexibles.

J. M.: Sandra, en tu caso también fuiste a Texas de la mano de Webtoons. ¿Cómo fue eso?

Sandra: Fui por mi editor, que me invitó a dar una charla sobre autoras de cómic junto con otras cuatro autoras. Fue una experiencia corta, de tan solo un día, pero muy grata.

J. M.: Aunque no todo será positivo; ¿Qué problemas o inconvenientes habéis tenido durante todo este tiempo?

Míriam: ¡Tras las bambalinas hay un drama!

Sandra: Un capítulo semanal conlleva muchísimo trabajo.

Míriam: Sobre todo si eres muy perfeccionista y en lugar de las viñetas mínimas publicas el doble…

Sandra: Al principio sufrí mucho con el ritmo de entregas: tardaba unos seis días por capítulo de treinta viñetas, y aún así me parecía que iba lenta. Ahora que ya llevo un tiempo tardo mucho menos.

Míriam: En otros medios puedes perder un día, tener vida social, etc. Pero aquí, si te duermes la has cagado. Es casi imposible cumplir con la fecha. Por suerte, siempre hemos cumplido y los editores nos dejan total y absoluta libertad creativa. Vamos, que te exigen, pero también pagan bien y las condiciones son buenas.

Pues ya sabéis, si os veis con capacidad para afrontar los ritmos de publicación y tenéis una historia que creéis puede encandilar a público de diversos países occidentaes, Webtoons os está esperando. ¡Míriam y Sandra ya os han abierto el camino!

Leave a comment

*