Alumnos de Art Gràfic participan en la BDFIL de Lausanne

Nuestros alumnos del último curso de Art Gràfic -Sara Sánchez, Alba González, Núria Sánchez, Sheila Gisbert y Pau Serramia– asistieron el pasado mes de septiembre a la BDFIL de Lausanne (Suiza), invitados por el centro de Artes Visuales Ceruleum. Allí realizaron una actividad junto a los alumnos invitados de Francia que consistía en crear un cómic durante 24 horas seguidas. Podéis ver el resultado en la web de Ceruleum, École d’Arts Visuels: 24h BD.

Con este tipo de colaboraciones, Escola Joso quiere potenciar y dar la oportunidad a alumnos de los últimos cursos de Art Gràfic de poder añadir una experiencia en participar en un proyecto internacional una vez hayan finalizado sus estudios.

Sara, Pau, Núria y Alba a la entrada del BDFIL

Entrevista alumnos de Art Gràfic

Para acercarnos más a esta experiencia que, para muchos de ellos, es la primera cruzando la frontera, hemos querido entrevistarles para que nos cuenten en primera persona como lo han vivido.

Cómic Sheila Gisbert

E.J. ¿Qué ha significado para vosotros participar en la en el Festival Internacional de la BD Lausanne?
Sara. Participar en la BDFIL ha sido para mí una experiencia irreemplazable y única, la cual no pude dejar pasar cuando me la propusieron solo por el hecho de visitar un país el cual nunca he visitado. Las exposiciones estaban muy bien montadas y todo tenia un aire profesional pero cotidiano.
Alba. Ha sido muy divertido poder compartir el viaje con otros alumnos de Francia. Hemos podido ir a ver un festival de fanzines y mirar qué hacían los artistas de allí. La verdad es que era todo muy profesional.
Sheila. Para mi este festival, en concreto, el evento que participé (24 horas del cómic), ha supuesto un reto personal. Siempre un dibujante se pregunta cual es su límite; hasta donde es capaz de llegar; cuantas horas seguidas es capaz de estar dibujando, etc. y este evento pone a prueba justamente eso. En resumen, una prueba de superación a uno mismo y para ver tu aguante físico como mental.
Pau. Para mí, participar en el BDFIL ha significado una oportunidad para conocer la escuela Ceruleum, incluyendo a autores y editores. Ellos realizaron un análisis crítico de mi trabajo de forma interesante, así como diversos alumnos suizos y franceses con los que participe en la jornada de 24 horas de cómic.
Núria. Creo que ha sido una experiencia realmente interesante, conocer a tanta gente de otros países y otras escuelas, a autores y estudiantes. Ha sido muy divertido.

Cómic Sara Sánchez

E.J. ¿Es la primera vez que participáis en un festival internacional? ¿Qué os ha aportado a nivel profesional? 
Sara. La BDFIL ha sido mi primer festival internacional y el primero en el que he participado. Profesionalmente, el ver como se lleva la venta de fanzines y auto-publicaciones de forma más accesible al publico en general ha añadido 5 céntimos a mi conocimiento en ese mundillo.
Alba. Sí, nunca había ido a ningún festival fuera de España, aún así no creo que me haya aportado mucho a nivel profesional porque estábamos haciendo una actividad diferente.
Pau. Dibujar cómic durante 24 horas sin apenas descansar, ha sido una experiencia que me ha permitido experimentar con mi capacidad y conocer mis limites para poder superarlos.
Sheila. Sí, es la primera vez que participo en un festival internacional. A nivel profesional lo que me ha aportado es conocimiento de como es valorado el cómic en Francia y su importancia en él, algo que me gustaria que en el mercado español tuvieran más en cuenta.
Núria. Es la primera vez desde luego. La verdad es que en concreto la actividad principal que realizamos en 24 horas no mucho, pero ahora se cuántas páginas puedo hacer y cuánta paciencia puedo tener en ese tiempo.

Cómic Núria Sánchez

E.J. ¿La experiencia de dibujar cómic durante tantas horas cómo la valoráis?
Sara. La experiencia de las 24h de cómic es dura, estresante, pero es algo que recomendaría hacer por lo menos una vez en la vida. Aun que a uno no le pueda gustar hacer cómic (como a mí), haberlo hecho me ha ayudado a concienciarme a mejor calcular mi tiempo, adaptar el estilo para el tipo de trabajo y a saber cuanto aguante tiene mi cuerpo para este tipo de cosas.
Núria. Hum, diría que un tanto negativa, no recomendaría a alguien estar 24 horas seguidas dibujando sin parar. Yo desde luego no volvería a hacerlo a no ser que me fuese la vida o mi trabajo en ello. Pero si alguien quiere probar, adelante.
Alba. En el momento fue un poco horrible, porque cuando ya llevabas 30 horas despierta poco podías dibujar. Pero en realidad, hemos aprendido que tenemos la capacidad de crear una pequeña historia y llevarla a cabo en un día si queremos. En general ha sido una experiencia muy educativa.
Sheila. Pues… sinceramente, no es una actividad que haría con frecuencia hahaha, pero como dije antes, creo que es una actividad que para conocerse a uno mismo como profesional es necesaria, porque nunca se sabe si en algún momento te llegará un trabajo con un plazo de tiempo muy reducido, yo ahora sí puedo decir que puedo hacerlo.
Pau. Fue interesante trabajar al lado de otros alumnos de tan lejanas escuelas, ya que pude ver una gran variedad de formas distintas de trabajar, así como estilos.

Cómic Pau Serramia

E.J. ¿Trabajásteis con otros alumnos del centro de arte Visual Ceruleum? ¿Cómo valoráis el haber realizado una actividad con alumnos de otros países?
Sara. El trabajo fue por lo general, individual. Fuera de las 24h de cómic, intercambiamos opiniones y gustos y hablamos sobre nuestras carreras artísticas. El haber estado con alumnos internacionales al hacer esta actividad nos sirvió para valorar las direcciones artísticas de otras culturas y sus procesos de trabajo. Pero si que es verdad que hubiese estado bien hacer alguna otra actividad expresamente pensada para hacerla en equipo.
Núria. No estuvo mal. La gente era muy simpática, como los chicos y chicas que nos acompañaban invitados desde Francia. Pero no tuvimos mucho contacto con el resto de los alumnos de Ceruleum, en concreto la actividad de las 24 horas la hicieron de manera muy individual, por lo que no pudimos intercambiar ideas ni hablar mucho con ellos. Pero en general, conocer gente de otros países fue muy divertido. Ah! y los guías de su escuela de turismo eran simpatiquísimos, nos regalaron un queso. Maravilloso.
Alba. Éramos 15 personas, pero en realidad la gente trabajó muy individualmente, igual nosotras éramos de las que más hablábamos. Aún así, sí que íbamos compartiendo nuestras experiencias y nuestros problemas con los alumnos de Francia y pudimos ver los diferentes puntos de vista.
Sheila. No puedo decir realmente que “trabajemos” con los alumnos del centro de arte Visual Ceruleum, si es cierto que vimos su escuela y estuvimos en el recinto las 24h pero estábamos tan enfocados en hacer el cómic que la interacción fue mínima. Como he dicho me hubiese gustado poder haber hecho alguna otra actividad más grupal con ellos, pero eso sí, con los otros alumnos que fueron invitados al evento de otra zona de Francia su compañía y el tiempo que pasamos con ellos fue muy productivo y bueno.
Pau. Fuimos acogidos con amabilidad y buen trato en una ciudad preciosa, llena de cultura.

Cómic Alba González

Leave a comment

*