FIBD 2020: Alumnos presentaron su book en el Pavillon Jeunes Talens

Escola Joso lleva treinta y cuatro ediciones asistiendo al Festival International de la Bande Dessinée en Angoulême (FIBD) Durante estos años hemos llevado en el bus a muchos de nuestros alumnos (ahora antiguos alumnos y profesionales en activo) y profesores que han ido a la ciudad del cómic con la finalidad de contactar editoriales francesas y belgas.

Mariona de Escola Joso con el autor Javi Rey en el stand de Dupuis en el año 2018

Asistir al FIBD para muchos estudiantes ha sido el punto de inicio de un futuro profesional inesperado cuando el viaje comenzó siendo una manera de disfrutar de su amor al cómic y pasar unos días con compañeros de clase. Lo cierto es que, con los años y el paso de las ediciones, hay alumnos de los últimos cursos (sea subidos en el bus o yendo por su cuenta) que se acercan al Festival como un punto de inicio a su etapa profesional. Muchos autores que están teniendo un éxito abrumador en Francia como son Roger Ibañez, Josep Homs, Jordi Lafebre, Kenny Ruiz o Francis Porcel son algunos de esos antiguos estudiantes de la Joso en los que se reflejan los alumnos actuales como modelo a seguir para conseguir abrirse camino en el mundo del noveno arte.

Nuestros alumnos suelen llevar sus primeros proyectos al Pabellón Jeunes Talents del Festival sin más pretensión que encontrar ese feedback con los editores y ese contacto inicial que puede convertirse en la antesala de un contrato en un futuro o una manera de adquirir seguridad a la hora de mejorar su técnica. Es el caso de Jan Rovira, estudiante del último curso de Art Gràfic, que aprovechó para mostrar algunas de las páginas de su fanzine que está realizando en clase. Según Jan “Quería enseñar mi portfolio. Mi book era un popurri de cosas realmente. No tenia un proyecto serio y había páginas de cómic de distintos proyectos e ilustraciones que descubrí que no interesaban demasiado.” Aún así, el editor le comentó que, por su estilo, podría enviar su book a la editorial Webtoon. Por su experiencia admite que es “más provechoso ir con un proyecto bajo el brazo”.

Proyecto fanzine. Autor: Jan Rovira

La primera experiencia con editorial internacionales

Por otro lado, tenemos muchos alumnos o antiguos estudiantes recién salidos de la Joso o de los últimos cursos que se lanzan a la aventura en solitario y viajan solos al FIBD. Es el caso de Silvia Estepa que en su segundo viaje ya iba con la intención de buscar un contacto profesional. Silvia comenta “Quería ir con la perspectiva de una segunda vez, donde ya conoces la dinámica del festival, cómo hablar con editores y cuándo. Mi intención era ir enseñando las páginas que estoy publicando actualmente con la Editorial Planeta, para la revista Planeta Manga, y ver si a alguien le interesaba comprar la licencia para el extranjero.”.

Proyecto Silvia Estepa. IG: senshiru

También le preguntamos sobre la valoración que hicieron de su trabajo y nos comentó que “fue bien, aunque siempre digo ‘lo que pasa en Angoulême se queda en Angoulême’. Los editores ven muchos proyectos que les puedan interesar pero, a la hora de la verdad, solo pueden aceptar unos pocos y es después del festival que empiezas a hablar con ellos por mail. Es cuando ves por donde va a ir la cosa de verdad.” Además, recomienda “hacerlo al menos una vez para quitarse ese miedo extraño a hablar con editores, una vez pasada esa barrera todo parece más fácil y te permite entender mejor el mundo editorial y de la publicación.”.

Instagram de Ainoa Regadera. IG: @ainoa_regadera

Es el caso de Ainoa Regadera, finalista del pasado del 35º Concurso Cómic de Cornellà 2019, y alumna del curso de Art Gràfic ya iba decidida a viajar para entrar en el mundo del cómic a nivel laboral. Ainoa explica que presentó un proyecto propio que ha desarrollado los últimos meses y, como ella explica a Escola Joso “Una vez tuve la historia definida y pensada, escribí un resumen y realicé quince páginas de muestra para presentar.”.

‘El agujero negro’ de Ainoa Regadera finalista de 35º Cómic Cornellà

Ainoa está contenta con la experiencia porque explica “que el proyecto tuvo muy buen recibimiento, gustó tanto el dibujo como la historia” y el feedback que recibió de los editores fue más que positiva ya que “en especial destacaron que mis páginas tienen un grafismo personal y único”. Ainoa también nos comenta que “les pareció interesarles el tono intimista y costumbrista del proyecto.”. Así que como consejo a un estudiante que quiera hacer el paso que hizo ella es importante que “aunque busques trabajar únicamente como dibujante, captarás la atención de las editoriales fácilmente si llevas un proyecto (independientemente de que el guion sea tuyo o no).” Y es importante saber que en Angoulême los editoriales buscan proyectos y, finaliza diciendo que “seduce más la idea de autor completo”.

Este año hemos escogido a estos estudiantes que nos han dado su opinión acerca de su experiencia personal presentando su book en el Pabellón de Jeunes Talents. Os invitamos a que otro año os animéis y deis ese primer paso sin miedo a presentar vuestros proyecto a las editoriales internacionales.

Podéis ver el galería de fotos de la edición FIBD 2020 en nuestro Facebook: Galería

 

Leave a comment